Dejaron las armas para cultivar Tilapia Roja

126 excombatientes de las Farc, decidieron cultivar pescado antes que seguir en el monte disparando sus fusiles contra sus enemigos  que los perseguían día y noche por las espesas y agrestes selvas del Putumayo./Alexander Cabezas Claros/COMUCCOM

Mocoa

Por. Germán Arenas Usme

Fotos. Alexander Cabezas Claros/COMUCCOM/Alexandra Rodriguez B.

Hoy a 4 años después de haberse firmado el acuerdo de Paz entre el Gobierno nacional y la guerrilla de las Farc, en un acto protocolario en el teatro Colón de Bogotá, 124 ex combatientes se encuentran vestido no de camuflado sino, de orgullo por tener los primeros frutos de su proyecto productivo d cultivo de pescado tilapia Roja.

Todo inicio un 24 de marzo del 2020 con la siembra de 12 mil alevinos en la finca La Siberia, vereda Los Corrales jurisdicción del municipio de Puerto Guzmán Putumayo, donde los ex armados y bajo la figura de una cooperativa Multiactiva Comunitaria del Común (COMUCCOM), se dieron la tarea de cambiar sus vidas.

Esta cooperativa ya venían con estructura desde ETCR Heiler Mosquera en la vereda La Carmelita en el corredor Puerto Vega-Teteye, jurisdicción del municipio de Puerto Asís, donde llegaron casi 700 guerrilleros para ser parte del proceso de dejación de sus armas pertenecientes a los frentes 32, 48, 49 y la Teófilo Forero.

COMUCCOM, esta es una revancha contra la adversidad. Su apuesta por la paz, en pleno corredor vía Puerto Guzmán en donde, según la prensa se pasea la temible caravana de la muerte, florece la voluntad inquebrantable de COMUCCOM.  Hoy por hoy, han completado su segunda siembra y, a pesar de las vicisitudes del virus, continúan con su labor.

A pesar del riesgo latente que representa el asesinato de firmantes de paz, que, para el caso putumayense, ha cobrado este año la vida de Daniel Jiménez (Puerto Guzmán) y de Juan Carlos Castillo (Carmelita) — de hecho, la violencia les ha arrebatado antes compañeros de la cooperativa—; el trabajo por la paz continúa firme, indicó Anselmo Ortiz, quien fue conocido dentro de las filas rebeldes como Jorge Tavarich, uno de los fundadores de COMUCCOM.

 

Los inicios

Todo inicia en octubre del 2018  por la apuesta a la reincorporación colectiva por encima de la individual. De hecho, los integrantes de la cooperativa manifiestan que esta decisión, entre otras cosas, permite hacer una apuesta para mantener las formas colectivas que se desarrollaban al interior de las filas en los tiempos de la otrora guerrilla de las FARC.

90 exguerrilleros decidieron asociarse aportando cada uno 8 millones de pesos, dinero que el Gobierno Nacional entregó  a cada alzado en armas que se sometiera al proceso de Paz y fuera de eso el PNUD en un cierre financiero les aporta 200 millones de pesos aproximadamente y una Ong internacional otro monto similar. El proyecto fue aprobado por el Gobierno de Iván Duque en diciembre del 2018 y siempre tuvo un acompañamiento del PNUD.

Ortiz, orgulloso manifiesta que al día de hoy han sacado 8 toneladas de Tilapia Roja, para darle continuidad al compromiso de la Paz, y seguir adelante con los espejos de agua e incrementar la actividad piscícola para lograr una mayor comercialización.

“En estos momentos estamos planeando construir un cuarto de refrigerado y comprar un furgón tipo termo king, pero aumentar la comercialización de la tilapia”; señaló Ortiz.

Hoy el producto se comercializa en Cali, Neiva y se está abriendo uh mercado en Bogotá, donde se hacen gestiones de mercadeo.

El proyecto cuenta con 4 técnicos agropecuarios quienes son parte del programa de reincorporación, además de una ong italiana, del PNUD y Corpoamazonia.

En la finca se cuenta con 11 estanques para la producción de tilapia y 2 para incubación de alevinos. El proyecto pretende sembrar 132 mil alevinos.

“Nosotros criamos a los peces con agua bajada directamente de la serranía y se hace un proceso de muy alta calidad conservando todos los protocolos exigidos por la norma y más en esta época de pandemia”; subrayó.

Acompañamiento

Se destaca el acompañamiento que la administración municipal de Puerto Guzmán les ha brindado y el mismo concejo municipal, y esperan que el Gobierno Departamental les empiece a dar la mano a través de las diversas secretaria que van a fin con el proyecto.

“Hoy le estamos demostrando a Colombia y al mundo que nosotros no somos el delio sino, que simplemente nos tocó empuñar las armas  para defendernos de la acción criminal del estado, pero hoy, que se dio la oportunidad de un proceso de paz, estamos demostrando que sabemos hacer paz pero hoy nos estamos dando cuenta que con la dejación de las armas en Colombia, se destapo una corrupción que no nos deja avanzar”; resaltó alias “Jorge Tavarich”.

Finalizo indicando que Comuccom, le apuesta a la paz y que a pesar de los temores que infunden los enemigos de la paz, ellos continúan su proceso.

“Igualmente al inicio del proyecto la misma ARN, puso trabas porque no querían que nos trasladáramos a Puerto Guzmán, y luego de tanto insistir y gracias al apoyo del alcalde Rodrigo Rivera de Puerto Guzmán logramos la reubicación”.  Señalo el ex combatiente

A veces les preocupa el tema del abastecimiento cuando se demora el carro, sin embargo, se mantienen con plátano y yuca. Hay que recordar que en La Granja hay seis niños y niñas menores de cinco años; además, hay dos adultos mayores, un excombatiente y la mamá de una compañera que hace hace un mes tuvo un par de gemelos. La administración municipal hizo una jornada de fumigación del Covid-19, «Y nos prometió tapabocas, pero al sol de hoy no han llegado.»