En Putumayo, víctimas afrodescendientes conocen normativa que reconoce sus derechos ancestrales sobre el territorio

 

Con la participación de siete delegados del consejo comunitario de Bututo la Unidad de Restitución de Tierras con sede en Putumayo llevó a cabo la reunión de socialización de la Ley 1448 de 2011 y el Decreto Ley 4635, que reconoce la restitución de derechos territoriales étnicos.

 Mocoa/COLPRENSA

La Unidad de Restitución de Tierras, a través de su sede en Putumayo, socializó el Decreto Ley 4635 de 2011 con el consejo comunitario de Bututo en la búsqueda de restablecer los derechos sobre su territorio ancestral en zona rural del municipio de Puerto Guzmán (Putumayo). Con esta reunión, los afroputumayenses viabilizaron la reparación integral de sus derechos y a través de la normatividad, conocieron cómo se desarrolla el proceso.

 Vale recordar que la política de restitución de tierras tiene dos rutas de atención, la ruta individual, que atiende a campesinos víctimas y la ruta colectiva, que acoge a indígenas y afrodescendientes, en donde se reconocen sus derechos propios sobre el territorio, la práctica de su cultura y tradiciones y el respeto de sus autoridades. En la jornada los líderes asistentes conocieron las herramientas con las que cuentan para lograr la protección de estos derechos.

 El Consejo Comunitario de Bututo está integrado por 105 personas que se agrupan en 15 familias, las cuales por causa de la violencia de grupos ilegales tuvieron que desplazarse hacia la ciudad de Mocoa. La confrontación de los actores armados ilegales por el control territorial, la proliferación de los cultivos de uso ilícito y la minería ilegal impide que esta comunidad pueda adelantar sus labores de pesca, caza, minería tradicional, así como la libre movilización en su territorio.

Mario Fernando Coral Mejía, director territorial de la Unidad de Restitución de Tierras con sede en Putumayo, afirmó que “estas jornadas de socialización nos permiten enseñar los conceptos normativos que debe conocer la comunidad y damos pasos enormes en la reconstrucción de su cultura”.

En el espacio se logró establecer el polígono del territorio que se solicitará en la demanda. Igualmente, se avanzó en la cartografía social que permite identificar los lugares claves para restablecer la cultura y las tradiciones propias de la comunidad. Además, se establecieron las afectaciones sociales, ambientales y culturales que dejan las acciones delincuenciales en el territorio.

La jornada contó con la presencia de la Federación de Asociaciones por los Derechos de las Comunidades Afro del Putumayo (FEDECAP) y es la primera reunión que se adelanta de manera presencial en medio del aislamiento originado por el COVID-19. El evento se realizó bajo un estricto protocolo de bioseguridad requerido en el marco de la pandemia.