Frente Carolina Ramírez de las Farc, emite comunicado sobre amenazas de muerte a personas en el Putumayo

En la foto: Miembros del frente Carolina Ramírez, Farc/Foto suministrada

Mocoa/LBM

En un comunicado a la opinión publica enviado a medios de comunicación en Colombia, dicho grupo armado ilegal aclaran varios puntos entre ellos que no están detrás de las amenazas de muerte a personal de la salud del Valle del Guamuéz, ni contra gobernantes ni periodistas.

Igualmente se refieren a que tomaran acciones contra las personas que están tomando el nombre de ese grupo para cometer acciones que atentan contra la integridad física y moral de los habitantes del Putumayo, al tiempo que  aclaran que hay grupos que se rotulan de los frentes 32 y 48 de las disidencias de las Farc pero que son grupos al servicio del narcotráfico entre otros temas.

Comunicado a la opinión pública

Domingo 21 de junio del 2020

El Frente Carolina Ramírez de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia Ejército del Pueblo FARC-EP se permite informar a la población putumayense y a la opinión pública en general que, nuestra organización no ha emitido ningún comunicado a la población del Putumayo desde el Valle del Guamuéz ni de ningún otro municipio, donde se amenaza de muerte a funcionarios de la salud que laboran en este municipio como en el departamento, asimismo amenazan a los gobiernos municipales y al gobierno departamental. Razón por la cual, no solo rechazamos este tipo de acciones, sino, que desplegaremos tareas de investigación para dar con los responsables de las mismas y aplicaremos las medidas que se correspondan.

No es la primera vez que personas inescrupulosas se toman el nombre de nuestra organización para amenazar, extorsionar y en los peores casos secuestrar o asesinar personas poniendo en tela de juicio nuestro buen nombre como organización revolucionaria que lucha contra la injustica y el estado podrido de las oligarquías.

No olvidar que, en muchos de estos casos, la delincuencia común y las estructuras narcoparamilitares en alianza con el ejército y la policía recurren a estas prácticas criminales en contra del pueblo para después responsabilizarnos a nosotros de sus cobardes y miserables actos o en su defecto para justificar la militarización de los territorios.

Sin embargo, es de anotar que, si hay personas que tengan pruebas sobre manejos inadecuados de los recursos públicos por parte de mandatarios locales o diferentes entidades del gobierno departamental nos lo hagan saber para desde nuestra organización realizar las respectivas investigaciones, puesto que, al igual que el pueblo colombiano estamos en contra de la corrupción.

En cuanto a las amenazas en contra de periodistas, asesinatos sistemáticos a campesinos y líderes sociales que se vienen presentando, queremos dejar en claro que, en el primer caso, respetamos la libertad de prensa y el derecho que tienen los pueblos a la libre información, razón por la cual no somos responsables de las amenazas contra el periodismo putumayense.

Y en el segundo caso, reconocemos a los líderes sociales como bastión en la lucha por mejores condiciones de vida para sus comunidades y en la defensa de los territorios, sería una contradicción ideológica de nuestra parte, atacar a quienes también luchan por una Nueva Colombia. Es evidente que detrás de toda esta oleada de violencia está el Estado colombiano al servicio del narcotráfico y el capital transnacional quienes en su afán de quedarse con los territorios de los campesinos vienen asesinando y desplazando familias enteras; erradicando y fumigando indiscriminadamente los campos de la región. Así mismo, el asesinato contra los firmantes de la paz (ya pasan de 201 en todo el país), en ese sentido, queremos expresar nuestra indignación y rechazo por la muerte del excombatiente Ángel Alberto Calderón conocido cariñosamente como el gato, asesinado cobardemente en el Resguardo de Santa Rosa de Puerto Asís, el pasado 16 de junio del año en curso y aprovechamos para decir que, no hemos atentado ni vamos a atentar contra la vida de quienes confiando en su buena fe creyeron en este estado narcoparamilitar firmando un Acuerdo de Paz que no solo le ha incumplido a los excombatientes sino que sigue reprimiendo y masacrando al campesino y al pueblo colombiano en general.

Finalmente, denunciamos nuevamente la macabra alianza que existe entre ejército nacional, policía y los narcoparamilitares llamados Mafia Sinaloa y La Constru, responsables de las recientes muertes (van más de siete personas asesinadas en lo que va de este mes) que se vienen presentando a lo largo y ancho del territorio putumayense. Queremos aclarar que, no somos disidencias; somos FARC-EP. Y la estructura guerrillera reconocida oficialmente que hace presencia en este departamento es el Frente Carolina Ramírez, si bien el Frente Armando Ríos conocido como Frente Primero es una estructura de nuestra organización no es área de operación el departamento del Putumayo. Así mismo, aclaramos que, las estructuras armadas que se toman nombres de los extintos frentes como el 32 y el 48, y que en muchos casos utilizan el nombre y logo de nuestra organización para atentar contra la población del departamento, no son más que estructuras narcoparamilitares al servicio del Estado mafioso y actúan en coordinación con las fuerzas militares y policiales del departamento, si bien ahí se encuentran personajes que fueron combatientes, milicias y hasta mandos de las FARC, hoy cumplen el nefasto papel de estar al servicio del estado opresor, el narcotráfico y el paramilitarismo.

Estado Mayor del Frente Carolina Ramírez

Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia

Montañas del Putumayo

*Esta nota se replica por considerarse de interés general ya que afectan a periodistas del departamento entre ellos al director de este medio.