Orlando Ariza Vesga, de Putumayo, ganador el Premio Compartir 2019

 

Mejor rector de Colombía. Orlando Ariza Vesga,

Mocoa/Colprensa

Por: Germán Arenas Usme.

gerperiodista@gmail.com

En el marco de la Ceremonia Nacional del Premio Compartir 2019, Orlando Ariza Vesga, de la Institución Educativa Nuestra Señora del Pilar en Villagarzón, Putumayo, fue seleccionado como Gran Rector en la edición 20 del certamen que organiza la Fundación Compartir.

El rector Orlando Ariza Vesga obtuvo este reconocimiento por iniciativa educativa titulada ‘De “recicladero” a escuela de calidad’.

Ariza Vesga, Gran Rector 2019, recibió, además de la estatuilla y 50 millones de pesos, una beca de maestría otorgada por la Universidad de La Sabana, una biblioteca para la rectoría de la Editorial Magisterio y $6 millones adicionales para invertir en la Institución educativa, concedidos por la Fundación creadora del Premio Compartir.

Durante la noche del lunes 10 de junio, en el auditorio Mario Laserna de la Universidad de los Andes, estuvieron presentes la Ministra de Educación y otras autoridades gubernamentales,  rectores de las principales universidades, docentes y directivos de las mejores instituciones educativas del país, empresarios, estudiantes y colaboradores de la Fundación Compartir, para rendirle un homenaje a los educadores, quienes, con profesionalismo y dedicación, cumplieron con los criterios del Premio Compartir.

Este premio es de toda mi comunidad educativa

Señalo que el premio no es un esfuerzo personal sino, es el ensamble de los aportes de toda la comunidad educativa de Nuestra Señora del Pilar, desde los docentes, alumnos, directivos, y padres de familia que le apostaron al proyecto el cual se debe de aplicar en todos los planteles educativos del Putumayo.

Según el rector Ariza Vesga, el modelo educativo que implementan en ese plantel educativo debe ser un proyecto que se extienda a lo largo y ancho del Putumayo, para fortalecer las vocaciones agrícolas, pecuarias y demás de las subregiones Alto, Medio y Bajo Putumayo. Cito como ejemplo en Leguizamo la piscicultura, en Puerto Guzmán los cultivos de plátano, en Villagarzon el cultivo de Chontaduro y Piña etc.

El nuevo currículum del colegio Nuestra Señora del Pilar no se divide por materias independientes, sino que tiene tres grandes campos de investigación. El primero es Responsabilidad social y ciudadana, que incluye las clases de ciencias sociales, llamadas en el colegio Ciudadanos; las clases de español, conocidas como Comunicativos; las de inglés, que son We are explorers, y las de filosofía, que se llaman Reflexivo. El segundo campo es el de Desarrollo sostenible, medioambiente e innovación. “Vivimos en una región amazónica en donde es importante que la tecnología vaya de la mano con el desarrollo sostenible”, dice Ariza y añade que las clases de este campo son Curiosos, que reemplaza ciencias naturales; Innovadores, que hace referencia a Tecnología; y Pilosos que es matemáticas”. El tercer campo es el de Desarrollo personal. En él están Creativos, que es Artes; Activos, que es educación física; Espiritualidad, equivalente a religión y Solidaridad que es la antigua Ética.

Estas asignaturas trabajan de forma articulada y armónica, y han logrado los buenos resultados académicos del colegio. De acuerdo con los jurados del premio, el rector logró transformar de forma positiva la institución a partir de “trabajo eficaz de resignificación curricular, liderazgo fuerte, pero con afecto, esfuerzo continuo de los docentes y fortalecimiento del rol de los padres de familia”.

Su propuesta pedagógica tiene, como elementos básicos, el fortalecimiento de las prácticas de aula, el enfoque en competencias, el trabajo por proyectos y el cambio en la concepción y práctica evaluativa. En su inicio, la institución solo tenía ocho salones. Hoy cuenta con 20 aulas de clases, un área de 2.500 metros adicionales y el restaurante escolar más grande del departamento. De ser el recicladero, el colegio pasó a ser la institución más querida por la comunidad.

Abiertas las inscripciones para la versión 2020

Desde ya están abiertas las inscripciones para que todos los maestros y rectores del país participen en el Premio Compartir 2020 y se postulen con su propuesta para compartirla con sus colegas. La Fundación Compartir y sus aliados entregan más de 200 millones de pesos en premios, entre ellos viajes académicos, becas, dinero en efectivo y el reconocimiento de toda Colombia a su labor de calidad.

Maestros y rectores, inscríbanse hasta el 31 de julio de 2019 y sean parte de los mejores educadores del país diligenciando el formulario que encuentra en el sitio web www.premiocompartir.orgy adjuntando un texto, no mayor a 2000 palabras en el que describa su experiencia, teniendo en cuenta lo siguiente: preguntas que dieron origen a su propuesta, la estrategia desarrollada, los resultados, el impacto social y académico y las conclusiones.

 

Duro golpe a las disidencias de la Farc, en Putumayo

Fuerza Naval del Sur, incauta más de una tonelada de marihuana en aguas del rio Putumayo de propiedad de las disidencias de las Farc.

Mocoa/Colprensa

En un operativo realizado por unidades militares de la Fuerza Naval del Sur en asocio con tropas de la Brigada 27 de Selva, logran incautar 1.663 kilos de marihuana tipo Cripy, que venían ocultos en 1.649 paquetes dentro de un sofisticado cilindro conocido como “parasito”, adherido en la parte derecha del casco de una embarcación fluvial tipo remesero que navegaba por aguas del rio Putumayo.

Según lo informado a la Agencia Colombiana de Prensa Colprensa, por el General Sergio Serrano, comandante de la Fuerza Naval del Sur, con base en el municipio de Leguizamo Putumayo, la marihuana tenía como destino final el país de Brasil, con un costo superior a los 10 mil millones de pesos y propiedad del grupo disidente 48 de las Farc.

El General Serrano, indico que el hallazgo del alcaloide se logró gracias a una información de un ciudadano quien alerto a los militares que ejercer puesto de inspección y control en el muelle de la Fuerza Naval del Sur en Puerto Leguizamo.

En la inspección se logra a parte del hallazgo de la droga la captura de cuatro tripulantes y la incautación de una pistola 9 mm y 10 cartuchos.

Según el mismo militar la marihuana fue camuflada en uno de los muelles del municipio de Puerto Asís, luego de haber sido transportada vía terrestre del posible municipio del Cauca.

El Parásito

Es un cilindro de 14 metros de largo por 1.5 metros de diámetro el cual cuenta con un sistema de inyección de aire y agua, que por medios válvulas, le permitía hundirse o flotar en el agua. El valor estimado del artefacto es de 25 millones de pesos en una forma estimada según el comandante Serrano.

Esta creatividad e ingenios de los narcotraficantes no es nueva en el Putumayo, y  gracias a la labor de la inteligencia militar ya se ha podido detectar varios de estos “parásitos”, neutralizando así el tráfico de drogas ilegales.-

 

“Los Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial, PDET, como política pública”; Sorrel Aroca

Sorrel Aroca, gobernadora del Putumayo y  Emilio Archila, Consejero Presidencial.

Puerto Asís/Colprensa

Por: Germán Arenas Usme

Tras incumplimientos del Gobierno Nacional, con los campesinos hay que buscar prontas soluciones a los programas de desarrollo con enfoque territorial PDET, y al mismo programa PNIS, según el consenso de la gobernadora del Putumayo y 5 de sus alcaldes que están inmersos en los PDET, más el alcalde de Piamonte Cauca

La Gobernación de Putumayo, vía ordenanza, y cinco municipios del departamento, a través de acuerdos municipales, adoptarán los Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial, PDET, como política pública.

A la medida su suma el municipio de Piamonte, Cauca, representado por su alcalde, José Joaquín Ramos.

-“Los alcaldes del Putumayo, que son municipios PDET, los más afectados por la violencia y la pobreza, adoptan esta iniciativa como política pública. La gobernadora del departamento va a hacer lo propio”: indicó el consejero para la Estabilización y la Consolidación, Emilio Archila.

Por su parte la Gobernación del Putumayo, en cabeza Sorrel Aroca, junto a a los municipios del departamento y uno del Cauca, asumirán los Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial, PDET, como política pública, siendo éste un espaldarazo a la política de Paz con Legalidad impulsada por el Gobierno del presidente, Iván Duque.

“Los alcaldes del Putumayo, que son municipios PDET, los más afectados por la violencia y la pobreza, adoptan esta iniciativa como política pública. La gobernadora del departamento va a hacer lo propio. Por ello, acordamos que la primera semana de julio vamos a tener una sesión de trabajo para que cada municipio identifique sus iniciativas PDET y sepamos en cuales se va a avanzar de aquí a diciembre de 2019 y la planeación para finales de 2022”, destacó el consejero para la Estabilización y la Consolidación, Emilio Archila.

Los alcaldes de San Miguel, Régulo Hernán Martínez; de Puerto Guzmán, Rodrigo Rivera; de Puerto Caicedo, Hugo Adrián Corrales; de Valle del Guamuéz, Fernando Palacios; de Orito, Eduardo Ocoró, así como el mandatario de Piamonte, Cauca, José Joaquín Ramos, son los mandatarios PDET

De su parte, la gobernadora Aroca, indicó que “este es un importante anuncio porque no solamente avanzarán en la tarea los próximos gobernantes, sino que será una memoria legislativa para el trabajo que vienen desarrollando en la construcción de los PDET los campesinos del Putumayo”.

El consejero presidencial para la Estabilización y la Consolidación, Emilio Archila, quien encabezo el noveno Consejo Asesor Territorial (CAT) del programa de sustitución, en el que participaron, además, la gobernadora, Sorrel Aroca, y alcaldes de seis municipios indico: “En el caso de sustitución voluntaria, al contrario de debilitar los programas, lo que hemos hecho es fortalecerlos. Está el compromiso del presidente de que a todas las familias que confiaron en el Estado les vamos a cumplir. Pero las dificultades están siendo muy grandes”, sostuvo Archila.

El caso de Puerto Asís, deja claro cuál puede ser el panorama ante el estancamiento del programa de sustitución de cultivos en los territorios con más hectáreas de coca sembradas. De acuerdo con el último censo realizado por el Simci, en Putumayo —con 29.589 hectáreas en 2017— la tendencia histórica de concentración de cultivos en frontera se mantiene: San Miguel, Valle del Guamuéz y Puerto Asís son los municipios núcleos de siembra más significativos. En el caso de Puerto Asís, concretamente, la cifra de hectáreas cultivadas supera las 9.000 y aunque el plan piloto del Programa Nacional Integral de Sustitución de Cultivos (PNIS) arrancó en febrero de 2017, en un núcleo veredal alrededor de La Carmelita, los avances han sido pocos.

De hecho, un informe de la Fundación Ideas para la Paz señala que por lo menos 13.351 familias han sido suspendidas del programa en 49 municipios en los que opera el PNIS. Orito (1.138), Puerto Asís (986), Puerto Guzmán (879) y San Miguel (539), en Putumayo.

A eso se suma que para la comunidad es un incumplimiento que aún no hayan recibido los recursos para los proyectos productivos como quedó previsto en los acuerdos, sobre todo teniendo en cuenta que ya han pasado casi dos años desde que las primeras familias comenzaron a arrancar su coca.

“De esto se queja hasta el gobierno departamental. La actitud de funcionarios nacionales es señalar a quienes hablan de incumplimientos como enemigos de su legalidad. En lugar de pararle bolas a lo que está pasando y escuchar al campesinado, se han limitado a echarle la culpa de todo al anterior Gobierno y a decir que van a cumplir. Pero cumplir no es solo hacer unos pagos atrasados a las familias. Cumplir es atender todo lo que quedó previsto en el punto 4 del Acuerdo de Paz para esas familias”, Señala Pedro Arenas del Observatorio de Cultivos y Cultivadores, que en las comunidades existe la percepción de que hay un impulso a la erradicación forzada, como está pasando ahora en Puerto Asís, una situación que naturalmente mina la confianza que se estaba construyendo.

Una percepción que comparte Marco Rivadeneira, representante legal de la Asociación Campesina de Puerto Asís, quien sostiene que hay una presión más fuerte de parte de la Fuerza Pública, que está entrando a los territorios con la orden de erradicar: “No hay intención de dialogar primero con la comunidad. Es muy grave hacer la erradicación forzosa porque la gente tampoco se va a dejar.

La política de represión es más fuerte, el programa está mal implementado. Nosotros decimos que tienen que ser los voceros y el campesino cultivador de hoja de coca el que vaya y diga cómo tiene que ser la sustitución”.

Rivadeneira, insiste en que la comunidad no se está oponiendo a que se reduzcan los cultivos ilícitos sino que solicita un proceso de diálogo previo, pues, además, no todas las comunidades de las veredas del departamento han suscrito acuerdos de sustitución con el Gobierno. “Estamos haciendo un llamado para que el Gobierno Nacional, haga presencia y podamos llegar a un acuerdo y evitar más enfrentamientos, no solo en Puerto Asís, sino en otros municipios en los que también hay planes de erradicación, como en San Miguel.

Esto no es solo el cambio de una mata por otra mata. Están haciendo solo la erradicación y están dejando a la deriva a la comunidad”.

De ahí que la preocupación sea que la misma situación que se registró esta semana en Puerto Asís, comience a replicarse en otras regiones del país que reúnen características similares: altísima densidad de cultivos de coca, incumplimiento del Gobierno a las comunidades y dependencia económica de los cultivos ilícitos. Un panorama que no se ve muy lejano si además se tiene en cuenta que, como señala Pedro Arenas, el PNIS se estancó en casi todo el país, pues el Gobierno decidió no firmar acuerdos individuales con el resto de las 132.000 familias que manifestaron su voluntad de erradicar ellas mismas en 67 pactos colectivos que vienen del anterior Gobierno.

Sin embargo, el consejero Emilio Archila, ha insistido en que la prioridad es cumplir los compromisos adquiridos con las familias ya inscritas, antes de integrar y suscribir más acuerdos de sustitución voluntaria. Eso en cifras se traduce en 130.203 familias que firmaron acuerdos y una hoja de ruta que involucra 88 núcleos en 56 municipios de 14 departamentos.

Aun así, a las comunidades les sigue preocupando el tema de la plata, pues el Gobierno ha dicho que recibió el programa desfinanciado y que los esfuerzos se han concentrado en conseguir los recursos para mantener la implementación.

Los enfrentamientos entre campesinos y la Fuerza Pública en Puerto Asís, Putumayo, por la erradicación forzosa de coca.

El diagnóstico en el caso de Deobaldo Cruz, líder campesino y presidente de la Junta de Acción Comunal de la vereda La Cumbre, en Puerto Asís (Putumayo), fue contundente: perdió el ojo izquierdo como consecuencia del impacto de un proyectil de gas lacrimógeno que recibió en un enfrentamiento con el Escuadrón Móvil Antidisturbios en medio de operativos para la erradicación de cultivos ilícitos.

La comunidad denunció que la Policía dio la orden de atacar con gases en momentos en que Deobaldo trataba de convencer a los miembros de la Fuerza Pública de que suspendieran el procedimiento de erradicación forzosa en la zona mientras llegaba un delegado de la Personería que pudiera acompañar a la comunidad. De hecho, una comisión de verificación compuesta por delegados de organizaciones sociales, campesinas, representantes de ONU Derechos Humanos y delegados de la Defensoría del Pueblo se trasladó a la zona este jueves para evaluar la situación y escuchar a los campesinos, que insisten en que hay represión por parte de las autoridades.

“Lo que nos manifestaron las comunidades es que entienden que la erradicación debe suspenderse solo si el Gobierno así lo define. Por eso nos pidieron poder interlocutar con la Policía Antinarcóticos y el Esmad, al menos para solicitar unos derechos mínimos de las comunidades, el respeto y la no estigmatización”, aseguró Sonia Cifuentes, representante de la Asociación Minga y quien participó en la misión de verificación.

Pasto jugara la final en Bogotá

Jorge Enrique Vélez explicó porqué no se eligió a Ipiales para el partido de vuelta.

Barranquilla/Colprensa

Jorge Enrique Vélez presenció en Barranquilla la final de la Liga entre Junior y Pasto, encuentro que finalizó 1-0 a favor del tiburón, una ventaja corta para el partido de vuelta, que oficialmente no tiene sede.

Sin embargo, el técnico de la Dimayor comentó que el presidente del Pasto, Óscar Casabón, le comunicó a que enviarán una propuesta para que el encuentro se disputará en Bogotá.

Reviva el gol que tiene a Junior con un paso adelante para ser campeón

“El presidente de Pasto me manifestó verbalmente que la sede iba a ser Bogotá, pero no lo tengo por escrito todavía. Me dijo que al término de la primera final, me enviará la propuesta de la sede”, dijo Vélez.

El presidente de la máxima entidad del fútbol colombiano resaltó que el cambio se dio porque si el partido se llega ir a penaltis ya no habría luz natural y el estadio no cuenta con una óptima iluminación.

Así, la Dimayor solo espera la comunicación oficial del cuadro volcánico para ellos comunicarlo al público. En Bogotá está el estadio Metropolitano de Techo y El Campin, este último con una capacidad mayor.

 

 

 

Pasto no jugará la final en Ipiales por decisión de la Dimayor

La gran final de la Liga, en la que el club nariñense será local, se jugará en otra plaza.

Bogotá/Colprensa

Luego de que el Deportivo Pasto consiguiera una inesperada clasificación a la final de la Liga I, en la que enfrentará al Junior de Barranquilla, la Dimayor se dio cuenta que el estadio municipal de Ipiales, plaza en la que hizo las veces de local todo el semestre, no está apto para jugar partidos importantes.

La División Mayor del Fútbol Colombiano anunció este sábado que Ipiales no podrá albergar la final de vuelta del fútbol local, en la que Pasto cerrará de local el miércoles 12 de junio, tomando la decisión de no habilitar el estadio.

El equipo nariñense tendrá que buscar estadio y avisarle a Dimayor en las próximas 24 horas. Aunque ya venía trabajando en las posibilidades de Bogotá y Cali para atender las necesidades del crucial compromiso.

 

Información y privacidad de Twitter Ads

Lo extraño es que la Dimayor hasta ahora le haya encontrado todos los problemas al estadio, que generó polémica en los cuadrangulares semifinales. Según la circular publicada, el presidente Jorge Enrique Vélez, quien firma la misma, se dio cuenta que “el estadio municipal de Ipiales no cuenta con iluminación y la planta eléctrica idónea, situación que limita el horario del partido y que el mismo no se dispute en horario nocturno”.

“Esto influye en la transmisión de televisión y la audiencia del mismo. (…) Si bien el estadio municipal de Ipiales actualmente posee un aforo de 5600 personas, éste no es suficiente para el evento a disputar. La gran final del fútbol colombiano demanda un mayor número de personas entre aficionados, personal del organizador, personal de logística para televisión, autoridades…”, fueron parte de los aspectos que encontró la Dimayor.

Nuevo ataque contra la casa de Elver Cerón

Elver Ceron, exalcalde de Mocoa

Mocoa

El ex alcalde de Mocoa y hoy aspirante a la alcaldía Elver Cerón Chicunque, denuncio que en la madrugada de este sábado 8 de junio hacia la 1 y 30 de la mañana su casa recibió 5 impactos con armas de fuego mientras el junto con su familia se encontraban dentro de la residencia durmiendo.

Según lo informado por el precandidato varios de las balas impactaron en una de las  paredes y en la ventana del cuarto donde él duerme. Esto ocurrió en el barrio Los Pinos.

La policía inspecciono el lugar para corroborar por lo denunciado por el Político; pero hasta el momento no hay un pronunciamiento oficial de los hechos por parte del señor Cerón, ni por parte de las mismas autoridades.

Hay que anotar que en meses pasados el mismo exalcalde denuncio que también desconocidos dispararon contra su residencia.-

Nombrados nuevos registradores para el Putumayo

 

 

 

 

En la foto:Jorge Eider Molina, registrador

Mocoa/Colprensa

El registrador general de la nación Juan Carlos Galindo, designo dos nuevos delegados de la Registraduria del Estado Civil, para el departamento del Putumayo, con miras al proceso electoral del próximo 27 de octubre del 2019.

Como es habitual cada 4 años cuando se realizan las elecciones regionales y para darle garantía y transparencia al proceso electoral el registrador nacional, procede a trasladar a los delegados de los departamentos en forma aleatoria.

En tal sentido los dos delgados del Putumayo, Gabriel Sánchez Sarasty y Gilberto Jeffrey Castro, fueron trasladados y en su remplazo fueron designados los delegados Jorge Eider Molina procedente del Guaviare y Luis Alberto Martínez de Vichada.

Los dos nuevos delegados se posesionaran ante la gobernadora del Putumayo, Sorrel Aroca Rodríguez, en las próximas 78 horas, según lo informado por la misma Registraduria del estado Civil.

Molina y Martínez, permanecerán en el departamento hasta después de los escrutinios finales cuando regresaran a  sus sedes principales.-

 

 

Atlético Nacional quiere quedarse con los servicios del putumayense Kevin Agudelo

En la foto: Kevin Agudelo/Foto cortesía alamy

Mocoa/Colprensa

La Liga Águila está en su recta final con equipos grandes del país en la pelea por el título. Sin embargo, varios equipos piensan en lo que será el segundo semestre y sus respectivos proyectos deportivos, incluyendo los refuerzos que podrían llegar. Algunos ya han tocado varias puertas por jugadores en el propio medio local.

Uno de los futbolistas que agitarán la bolsa de jugadores de la Liga Águila en el próximo semestre es Kevin Agudelo, joven mediocampista de 21 años que milita en el Atlético Huila y que en la actual temporada ha deslumbrado a lo largo de varios compromisos, a pesar del mal presente del cuadro ‘opita’.

Según se pudo conocer, el talentoso jugador putumayense está en el radar de varios equipos del fútbol profesional colombiano, el que suena más fuerte es Atlético Nacional. El elenco ‘verdolaga’ ya habría manifestado su interés en él, pero por el momento la situación está en punto muerto porque en Atlético Huila manifestaron que su valor es de 3 millones de dólares y que también hay equipos del exterior en el radar.

Asimismo, Independiente Medellín, ha mostrado interés por Agudelo; incluso algunos medios antioqueños aseguran que la directiva ya habría hecho unas llamadas para preguntar por el jugador.

Finalmente, el otro club que surgió en el futuro de Agudelo, es el Deportivo Cali, equipo que también lo habría sondeado. De hecho, varios medios deportivos en el Valle han mencionado en repetidas ocasiones la posibilidad de que llegue, entre otras cosas por la edad y su estilo de juego.

Kevin Agudelo, tuvo su debut deportivo en la temporada 2017 con el Bogotá FC de la segunda división y desde el año 2018 juega en el Atlético Huila, donde disputó 15 partidos. Ahora, en el año 2019 tuvo participación en 19 compromisos oficiales marcando dos goles y ha sido elegido como el mejor jugador del partido en un par de ocasiones.

En estos momentos el más opcionado para quedarse con los servicios del Medio Centro es Atlético Nacional, quien quiere renovar su nómina para el segundo semestre tras el desastre en la primera temporada de la Liga 2019.

 

 

Los Números de Agudelo

Nacido en Puerto Caicedo 1.998, Edad 20 años, estatura 1.78, surdo, partidos jugados 13, goles anotados 2, asistencia 1. Su valor comercial esta tazado en el mercado internacional en  50 mil Euros.

 

 

 

 

 

La pimienta con aroma a paz que se cultiva en las entrañas de la Hormiga Putumayo

 

Flor Alicia Gualpa, pimentera Valle del Guamuéz/Foto URT

Mocoa/Colprensa

Por: Germán Arenas Usme

Separada del casco urbano de La Hormiga, luego de recorrer siete kilómetros por una trocha resquebrajada, está la finca de Rosa Laudina Ibañez. Allí, entre la espesa vegetación del Valle del Guamuéz Putumayo, se cultiva desde hace 6 años este condimento que comienza a forjar su camino a punta del esfuerzo de sus gestores y gracias a la Unidad de Restitución de Tierras.

En una tierra donde se habla tradicionalmente de coca, guerrilla, y paramilitares el cultivo de la pimienta ha surgido como un bálsamo para  166 familias productoras de pimienta de las cuales 60 son beneficiarios del proceso de restitución de tierras, se propusieron dejar a un lado un cruento pasado marcado por la guerra.

Entre ellos Rosa Laudina, Blanca Lilia, Flor Alicia, Segundo Salomón, Juan entre otros; humildes campesinos que aún reflejan en sus manos las huellas del labrador, con sonrisa franca y en sus ojos el brillo de la fe y la esperanza.

Todos ellos, por temor a perder sus vidas, vivieron lejos de sus tierras en los tiempos del conflicto armado. Sin embargo, hoy, gracias a las bondades del posconflicto, están de vuelta con los suyos y han comenzado a recoger los primeros frutos.

Para llegar a la inspección del Placer, donde se encuentra varias de las fincas pimenteras hay que recorrer 25 a 30 minutos en motocicleta por una vía que se encuentra en  pésimo estado y más aún en época de invierno. Un pasaje en moto taxi vale 10 mil pesos y en camioneta de servicio público 5 mil. Eso paga los pimenteros cuando tienen que salir al casco urbano La Hormiga.

El pasado 10 de mayo, la URT, la Embajada de Suecia y la Fao, programaron un recorrido con el objetivo de hacer un reconocimiento de avances al convenio de cooperación Estrategia RLIP en el Putumayo, proceso que beneficia a 166 familias productoras de pimienta del Valle del Guamuéz.

La delegación estuvo comandada por Diana Marcela Morales Calderón directora general encargada de la URT, Frida Zaric consejera departamento de Política, Promoción y Comunicación de la embajada de Sucia, Alan Jorge Bojanic representante FAO Colombia y Fray Jorge Cualtán representante legal de la asociación de pimenteros del Valle del Guamuéz. ASAPIV

En la foto: Marcela Moorales, Rosa Ibañez y Frida Zaric/ foto URT

Tras llegar a un punto del recorrido en que ningún vehículo puede pasar, debido a que se inicia un camino de cultivos y grandes rocas esparcidas sobre la inmensidad de la manigua, , se hace necesario continuar a pie. Sin duda, es la mejor forma de contemplar el paisaje. La temperatura cambia y se hace mucho más agradable luego de un trayecto previo donde primó  un fuerte calor.

Luego de dejar atrás el camino de espesa vegetación, comienza el recorrido por las hectáreas donde se encuentran los cultivos de pimienta. Allí está la finca de la señora Rosa Laudina Ibáñez, en la vereda Esmeralda. Esta finca es modelo de la estrategia, con un 90 por ciento de proceso para certificación BPA y predio exportable.

Los sembrios deben tener un manejo del cultivo en el tutor vivo con manejo de altura de 2.50 a 3 metros de altura, producción limpia, labranza mínima y coberturas como lo hacen en la finca de la señora Blanca Lilia Ibáñez, otra de las pimenteras de la URT. Ella junto con sus cultivos es ejemplo.

“En esta finca, en el pasado fue testigo de los combates armados entre la guerrilla de las Farc y el ejército, y en otras ocasiones entres la guerrilla y los paramilitares; siempre quedamos en medio del fuego cruzado y por eso nos tocó salir como desplazados, huyendo de las balas”; narro a sus visitantes Ibáñez.

Otra finca visitada fue la finca “Arrayanes”, modelo en buenas practicas Agrícolas Exportables donde su propietaria Flor Alicia Gualpa, orgullosa recibió a la delegación y se desbordo en atenciones con frutos de la zona.

Producción de Pimienta

Los testimonios recogidos todos los pimenteros coincidían en manifestar que hoy su producción no tiene salida en el mercado local por su precio bajo y la pimienta de contrabando que llega del vecino país del Ecuador, a menor precio y de mala calidad inclusive revuelta con semillas de Papaya, que hizo que la gente no volviera a comprar el producto local y mucho menos el mercado nacional.

“Hoy un kilo de pimienta no lo compran a más de 4 mil pesos y todo lo que uno se mata cuidando las matas”, señalo Gloria, otra cultivadora.

En el departamento del Putumayo y según la secretaria de Desarrollo Agropecuario y Medio Ambiente departamental hay sembradas mil 442 hectáreas, hectáreas cosechadas mil 249, producción 1.030.

Los municipios con cultivos son: Orito, Valle de Guamuéz, Puerto Asís, San Miguel, Puerto Caicedo, Villagarzón y Puerto Guzmán. El único municipio que recibe apoyo de la URT, es Valle del Guamuéz.

Asociados

En el año 2009 se crea la Asociación Agropimentera del Valle del Guamuéz,  ASAPIV, con el proyecto financiado por Acción Social, FUPAD, Y EL PROGRAMA Adam. Actualmente cuenta con 42 fincas certificadas por el Instituto Colombiano Agropecuario ICA en Buenas Practicas Agrícolas (BPA).

Ala fecha la organización cuenta con un área de cultivo en producción de 69.7 hectáreas, con una capacidad de producción 20 toneladas mes de pimienta grano seca, de las variedades negra o blanca de acuerdo al requerimiento del mercado.

ASAPIV dispone de un centro de acopio y de una planta procesadora de pimienta.

Fray Jorge Cueltán, representante legal de la asociación indica que ASAPIV cuenta con 93 afiliados, a quienes les realiza la comercialización del producto. Así mismo, les compran la pimienta a productores no afiliados los cuales se encuentran ubicados en su mayoría para la zona de inspección El Placer.

“Nuestra asociación ha contribuido al mejoramiento de las condiciones de vida de sus asociados consolidando la cultura de la legalidad, fortaleciendo los valores sociales, el arraigo por el campo y el deseo de superación de sus familias”, acotó Cualtan.

Hay que anotar que muchos de los pimenteros en el pasado se dedicaban a los cultivos de matas de coca.

Duque y la pimienta

El presidente de la República Iván Duque, en su última visita oficial a Mocoa, dentro del escenario Construyendo País, el pasado 11 de mayo, la directora encargada de la URT  Diana Marcela Calderón, le conto al presidente Duque, sobre la historia de los cultivadores de pimienta del Valle del Guamuéz, y la necesidad de buscar mercado nacional; donde el mismo presidente Duque, ordeno al ministro de Agricultura y Desarrollo Rural  Andrés Pinzón Valencia,   que se reuniera de forma urgente con los cultivadores y los empresarios y potenciales compradores. Fecha que está pendiente por finiquitar.

Estos hombres y mujeres que llevan una nueva ilusión, borrando las huellas del pasado que dejan recuerdos como tatuajes en el alma que por culpa del conflicto lo perdieron todo, hasta sus seres más queridos. Hoy La Pimienta, tiene aroma a Paz con sabor a esperanza.-

 

 

 

 

Gracias a la restitución de tierras, familias del Putumayo recibirán viviendas nuevas

 La Unidad de Restitución de Tierras (URT) les contó a 64 familias que el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural les otorgará subsidios de vivienda como parte de la reparación integral a su proceso de restitución. (Foto Alexandra Rodriguez B. URT)

La Hormiga/Colprensa

 En un acto protocolario, la Unidad hizo el anuncio. Las familias beneficiarias serán acreedoras de los subsidios de vivienda que significan más de $2.900 millones que serán invertidos por el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural.

En el evento participaron 45 beneficiarios residentes en Valle del Guamuez, y 12 que viajaron desde San Miguel. La actividad fue realizada en el desarrollo de la Jornada Interinstitucional de Atención a Población Víctima.

“Significa una alegría para mí esta noticia, porque cuando salimos de la tierra quedamos sin casa, después ya la casa se había caído y ahora gracias a la Unidad de Restitución de Tierras estamos fortaleciéndonos nuevamente”, afirmó Pedro Alfonso Díaz, uno de los beneficiarios de restitución. Funcionarios de la Unidad también notificaron a los solicitantes que residen en Orito, Villa Garzón y Mocoa, respectivamente.

“Es un evento gratificante, no solamente para los beneficiarios que por fin ven materializado su derecho a la vivienda, ordenado en el fallo judicial de restitución de tierras, sino también para la Unidad misma; sus colaboradores han trabajado de la mano con los solicitantes para concluir el proceso positivamente”, aseguró Catalina Delgado, directora encargada de la entidad en Putumayo.

Luego de agilizar y superar los trámites administrativos para la notificación de los subsidios y la construcción de los inmuebles, las familias continuarán disfrutando de los beneficios que fueron ordenados por las autoridades, tales como programas de capacitación y emprendimiento; y la inclusión en programas de condonación de deudas, entre otros beneficios.

 

 

Blog Germán Arenas Usme