Archivo de la categoría: Destacado

Putumayo y su debilidad para contener el Coranavirus

En la foto: Puente Internacional de San Miguel/COLPRENSA

Mocoa/COLPRENSA

Por: Germán Arenas Usme

@gerperiodista

A pesar de las medidas anunciadas por el secretario de salud del Putumayo, medico Jorge Molina, en activar protocolos de prevención y atención y el anuncio del ministro de la Salud Fernando Ruíz Gómez, en enviar epidemiólogos a departamentos de frontera como Putumayo, se ve que hay una fragilidad en implementar dichas acciones.

Molina, anuncio control en los pasos fronterizos de San Miguel y Leguizamo, pero hasta el día de hoy dichos controles no se evidencia sobre todo en Leguizamo donde no hay nadie ejerciendo dichos controles y en el puente Internacional de San Miguel la labor e muy lenta y no cubre al cien por ciento de los viajeros. Iniciando que no hay instalaciones para el control migratorio en el lado de Colombia, y los funcionarios nacionales trabajan en las edificaciones del gobierno del Ecuador.

El ministerio de la Salud, anuncio el envío de un  epidemiólogo a este departamento pero este nunca ha llegado y en caso de ser necesario se debe consultar vía telemedicina indico Molina, a la Agencia Colombiana de Prensa -COLPRENSA-.

Todo caso de COVID 19 será remetido al hospital Simón Bolívar en Bogotá, como lo estableció el Gobierno Nacional desde un principio.

A diario un promedio de 2 mil personas ingresan a Colombia por el paso Internacional de San Miguel según Migración Colombia. Igualmente ingresa mercancías y alimentos no solo por el paso oficial sino, por pasos clandestinos que son abundantes.

Varios viajeros que a diario pasan la frontera señalan que del lado colombiano no hay control de salud y en el lado de Ecuador lo están haciendo un día por medio.

En Leguizamo, el control es nulo sobre todo en Puerto Ospina y Puerto Leguizamo, donde arriban personas provenientes de la población de Puerto el Carmen Ecuador, y de poblaciones ribereñas de Perú.

Putumayo es uno de los pocos departamentos de Colombia, que tiene tres aeropuertos en operación con vuelos nacionales Villagarzón, Puerto Asís y Leguizamo, además dos puertos fluviales Leguizamo y Puerto Asís, donde no se evidencia ningún tipo de control sobre el Coranavirus.

Este selvático departamento no tiene camas para la Unidad de Cuidados Intensivos -UCI- en ninguno de los 13 municipios y sus hospitales son de primer nivel básico.

Riesgo educativo

Carlos Gerardo González Ortega, secretario de Educación del Putumayo, admitió que el 70 por ciento de los planteles educativos de este departamento carecen de servicio de agua y  de baterías sanitarias lo que impide que los estudiantes, docentes y directivos puedan ejercer prevenciones con el lavado de manos como una de las recomendaciones de prevención que emite el mismo ministerio.

González Ortega, en entrevista con esta agencia de prensa –COLPRENSA-, que el viernes 13 de marzo se emitiría una circular directiva para adoptar acciones ante la pandemia, pero a la fecha de hoy esa directiva no se ha dado a conocer.

En este departamento más de 70 mil estudiantes acuden a clase en forma diaria y unos 3 mil 500 docentes aparte de los directivos. Un número significativo se encuentran en zona rural y con una muy baja cobertura en salud.

Varios padres de familia están solicitando que se haga un aplazamiento de clases por lo menos de 30 días mientras se observa la evolución del virus. Y solicitan implementar tecnología para que los estudiantes vayan adelantando tareas y trabajos.

Comunidades Indígenas

Robinson López, consultor en el tema de derechos Humanos de la organización de los pueblos indígenas de la Amazonia Colombiana –OPIAC-, también mostro su preocupación ante la pandemia y que pude afectar a los miembros de los 14 pueblos indígenas de la Amazonía y en especial de los 14 pueblos del Putumayo.

López, argumenta que la prevención no es suficiente sino, que los gobiernos locales o regionales deben de adoptar medidas propias y no basadas solo en las directrices del Gobierno Nacional. “se debe impulsar el cierre de ciudades por parte de las autoridades locales”; puntualizo.

Estrategias

Algunas entidades como Cámara de Comercio, y Cootransmayo ya han tomado algún tipo de estrategia para evitar al máximo que alguno de sus funcionarios o usuarios sean contagiados por la enfermedad que al día de hoy genera las siguientes cifras: 34 casos confirmados en Colombia,

Medellín (7), Rionegro (1), Buga (1), Palmira (1), Cartagena (3), Neiva (3), Meta (1), Cali (1), Cúcuta (1), Dos Quebradas (1), Manizales (1) y 13 en total en Bogotá, sumando los últimos dos contagiados.

Este lunes el gobernador de este departamento Buanerges Rosero Peña, ofrecerá una conferencia de prensa para abordar el tema de la emergencia del virus y despejar dudas como: Que medidas ha tomado el gobierno departamental con respecto a las medidas de contención del virus SARS CoV 2.

  1. Si bien es cierto hay policías y directrices nacionales, Putumayo es un lugar critico por su salud paupérrima, difícil acceso de salud por su zona geográfica y ser zona de frontera, eso lo han tenido en cuenta?
  2. Es posible diseñar una política pública para Putumayo con respecto a la contención del virus SARS CoV 2?
  3. No cree que al seguir órdenes a nivel nacional, nos estamos quedando cortos en Putumayo?
  4. Los colegios van a seguir funcionando, aun sabiendo que los niños son los principales transmisores de la enfermedad, aunque en ellos no se manifieste tan dramáticamente y llevan el virus a sus casas?
  5. Estando rodeados de un secretario de salud médico, un alcalde médico een Puerto Caicedo ha pedido sus asesoría?
  6. Han consultado a nivel científico recomendaciones específicas para nuestra población y nuestras características tan peculiares?
  7. Con cuantas camas de UCI y ventiladores contamos en el Putumayo?
  8. Teniendo en cuenta todo lo anterior cree usted que al llegar el virus de manera temprana a Putumayo hay las suficientes medidas sanitarias y de educación dirigida a la población en general?
  9. Cuáles son las medidas de protección y aislamiento que en su pedagogía en salud están enseñando a la población?
  10. Al decretar alerta debido al virus SARS CoV 2 causante de la enfermedad Covid 19, pueden destinar recursos inmediatos encaminados a pedagogía, asesoría científica internacional y compra de insumos sanitarios como tapabocas, antibacteriales, elementos de protección para los profesionales en salud, creación de UCI y compra de ventilación mecánica para el departamento?
  11. No crees usted que es mejor la política de la planeación y no la de ir apagando incendios?

Entre otras inquietudes.

Alcaldes sin acciones

Otra de las preocupaciones notadas en este departamento al sur de Colombia y en frontera con Ecuador y Perú, es la pasividad que algunos alcaldes junto con sus secretarios de salud han tenido ante la pandemia que amenaza con extenderse por Colombia, hasta con el riesgo de llegar al Putumayo.

Se nota que todos están es fincados a las directrices del Gobierno Nacional, y ninguna adopta medidas propias ni siquiera el alcalde de Mocoa John Jairo Imbachi, capital de departamento.

Sería interesante que se realizara una conferencia de prensa con el gobernador, alcalde de Mocoa, secretarios de salud departamental y municipal y gerente de hospital.

Hay que anotar que en Putumayo a la fecha de hoy no se reporta ningún caso.-

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El Programa de Acceso Especial a Mujeres de la Unidad de Restitución de Tierras gana premio en México

 

Por segunda vez, el Programa de Acceso Especial para las Mujeres, implementado por la Unidad de Restitución de Tierras (URT), fue galardonado con el premio Buenas Prácticas Locales con Enfoque de Género por la Unión Iberoamericana de Municipalistas (UIM).

Bogota/URT

Los premios UIM a las Buenas Prácticas Locales con Enfoque de Género de la Red Iberoamericana de Municipios por la Igualdad de Género (RIMIG), pretenden reconocer iniciativas exitosas de gobiernos o de organismos como asociaciones y fundaciones de Iberoamérica, referentes a la igualdad de género.

En el año 2018, la URT participó en estos premios en la categoría “Democracia paritaria”. En esa oportunidad la entidad obtuvo mención de honor por promover la equidad de género en los procesos de restitución.

En el año 2019, la URT participó nuevamente en estos premios, esta vez, en la categoría: “Transversalidad de género en las políticas públicas locales”. Con la postulación se logró una mención especial a la mejor práctica con enfoque de género. El premio será entregado entre el 27 y 30 de abril de 2020 en Colima, México durante la V Cumbre Iberoamericana de Agendas Locales de Género.

En esta ocasión el trabajo de la Unidad fue reconocido por lograr que las mujeres rurales sean dueñas legítimas de sus tierras y crear estrategias para empoderarlas en temas como la exigibilidad de sus derechos, liderazgo y herramientas para que se conviertan en empresarias del campo.

Estas iniciativas han sido lideradas por la Dirección Social de la URT, con apoyo de la Embajada de Suecia y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), la cooperación alemana (GIZ), COSUDE, ONU Mujeres, AECID, la MAPP-OEA, la Dirección de Mujer Rural de Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, entre otras instituciones.

“Gracias a programas como el de Acceso Especial para las Mujeres, las campesinas restituidas conocen hoy en día sus derechos, cuentan con herramientas para exigirlos y existe una mayor cohesión entre ellas. Por ejemplo, con apoyo de la FAO y la embajada de Suecia, 50 mujeres restituidas de 11 departamentos crearon la Red Nacional de Mujeres, iniciativa para fortalecer sus lazos y sus capacidades productivas”, afirmó el director general de la URT, Andrés Castro.

Con este reconocimiento, el Programa de Mujer de la Unidad se sigue posicionando como un referente en materia de transversalización del enfoque de género de una política pública dirigida a víctimas y población rural.

“En la Unidad de Restitución contamos con un equipo comprometido con las mujeres rurales y para nosotros es un honor contribuir a la incorporación del enfoque de género en una política pública dirigida a víctimas de despojo y abandono en Colombia” aseguró Sergio Ibarra, director del área social de la URT.

En Colombia más de 14.000 mujeres tienen sentencia de restitución. Ellas lideran más de 1.000 proyectos de agricultura, ganadería y piscicultura. Uno de los casos exitosos se presenta en sur de Tolima, donde se creó la Asociación Agropecuaria y Campesina (ASOCANOAS), conformada en su mayoría por mujeres de descendencia indígena Pijao, quienes crearon la marca de café: “CAFIMUJER”.

Cambio en la dirección de fiscalía Putumayo

Francisco Roberto Barbosa Delgado, Fiscal General de la Nación/FGN

Mocoa/LBM

En las próximas horas el fiscal general de la nación Francisco Barbosa Delgado, se dispondría  a nombrar un posible  nuevo director regional en el Putumayo, en remplazo de Isaac Oviedo, quien se viene desempeñando en el cargo desde mediados del 2019. Confirmo una alta fuente de la fiscalia a este medio

En estos momentos hay tres opcionados para ocupar la dirección regional entre ellos Oscar Mauricio Ortega Rivera, Nancy Marthos y otra tercera.

Los posibles elegidos son profesionales del municipio de Mocoa, con una amplia trayectoria en el tema del derecho y ambos vinculados actualmente a la fiscalía.

Los cambios a tomar obedecen a la nueva política del fiscal general de la nación Barbosa Delgado, en renovar a una de las instituciones más importantes del país.

A todos los directores regionales les fue solicitada la renuncia en forma protocolaria.

Hay que resaltar que el departamento del Putumayo, tiene graves deficiencias en el tema de fiscales por la falta de los mismos en varias fiscalías.

Hay fiscales que tienen a su cargo hasta tres fiscalías, otros permanecen con permanentes permisos e incapacidades médicas, lo que retardan los procesos mismos.-

 

Enfrentamientos armados entre disidencias Farc, en Leguizamo Putumayo, deja tres muertos

Disidencias de las Farc, siguen en disputa territorial en el Putumayo/Archivo

Mocoa/COLPRENSA

El pasado domingo primero de marzo se registró un enfrentamiento armado entre disidentes del frente 48 y frente primero de las Farc, dejando como saldo la muerte de tres integrantes de estos grupos armados ilegales.

Según el informe preliminar que tienen la inteligencia de la Naval en Putumayo, citan que hombres del frente 48 Farc, tendieron una emboscada a 6 sujetos pertenecientes al frente primero dejando como saldo la muerte de tres de ellos los cuales fueron identificados con los alias “Alex”, “Adriana”, “Pelilargo”, “Jonathan”, y dos sujetos más.

Los hechos se presentaron en la vereda Nueva Paya jurisdicción de Leguizamo, en un sitio conocido como 4 esquinas donde los ilegales habrían disparado sus armas contra los 6 sujetos del frente primero pertenecientes a la comisión “Yoga”, según el informe de inteligencia militar.

Esta por establecer si el enfrentamiento armado habría dejado víctimas entre la población civil como se denunció en un inicio por parte de algunos moradores de la vereda al sur del departamento.

Desde el año 2018 se conoce por parte de las autoridades tanto militares como civiles que hay una disputa territorial  entre las disidencias del frente primero contra el 48 que han cobrado varias muertes, generando desplazamiento entre la población civil y lo más preocupante de la situación es el aumento del reclutamiento en menores de edad.

En días pasados en Puerto Lupita una vereda del vecino del paísde Perú, al frente de Leguizamo, se registró la muerte de 6 jóvenes  5 de ellos colombianos residentes en Puerto Leguizamo, al parecer ajusticiados por el frente primero de las Farc, información que maneja la fiscalía en este territorio selvático del Putumayo.-

 

Coranavirus amenaza frontera entre Lago Agrio y Putumayo

 

 

 

 

 

 

Beyer Peña, alcalde se San Miguel Putumayo

Audio:beyer peña coronavirus

San Miguel/COLPRENSA

Por: Germán Arenas Usme

@gerperiodista

 

A 45 minutos del municipio de San Miguel al sur del departamento del Putumayo en frontera con el Ecuador, se encuentra ubicada la ciudad de Lago Agrio capital de la provincia de Sucumbios, donde las autoridades de salud de ese país, tratan de confirmar si un ciudadano de nacionalidad holandesa esta contagiado con el Coronavirus.

Beyer Peña, alcalde de San Miguel, se ha mostrado preocupado por la situación aduciendo que el Gobierno Nacional, no ha implementado ningún plan de contingencia para tratar el virus en su paso fronterizo entre Colombía y Ecuador por el puente Internacional de San Miguel.

Peña, envió un comunicado urgente al ministro de Salud, Fernando Ruíz Gómez, donde le solicita que se implemente las medidas necesarias para prevenir la expansión del virus por tierras putumayenses así como las implemento en el puente Internacional de Rumichaca en Ipiales Nariño.

“El Gobierno Nacional siempre ha tenido a esta frontera olvidada, como si no existiéramos”; señalo el alcalde Peña.

Apenas el pasado sábado se conoció de los primeros casos de la enfermedad en Ecuador, el gobernador del Putumayo Buanerges Rosero Peña, impartió instrucciones a si secretario de salud departamental medico Jorge Molina, para que se adoptaran las medidas necesarias en el paso fronterizo sin que hasta la fecha dichas medidas se hallan implementado.

Varios viajeros provenientes del Ecuador y que han utilizado el paso fronterizo de San Miguel, ha manifestado que no hay ningún tipo de control sanitario  para las personas que ingresan a Colombia por el puente Internacional de San Miguel.

Recordemos que por este puente son muchas las personas y mercancías que a diario circulan incluyendo alimentos como pescado, arroz, plátano, gas, hasta gasolina.  

En Putumayo no hay capacidad de respuesta institucional  para atender los Derechos Humanos: Procurador

Procurador Fernando Carrillo, en la instalación de la séptima mesa por la protección por la vida/COPRENSA

Puerto Asís/COLPRENSA

Debido a la situación humanitaria que ha puesto en peligro la vida de los campesinos, los indígenas y las mismas comunidades, el Procurador General de la Nación, Fernando Carrillo Flórez, denunció que en Putumayo se evidencia una débil capacidad de respuesta institucional para la prevención de violaciones de derechos humanos, debido a la falta de recursos.

Así lo advirtió al instalar la Séptima Mesa por la Protección a la Vida, en Puerto Asís, Putumayo, organizada con el propósito de promover la protección de los líderes sociales y defensores de derechos humanos en la región.

Sostuvo que los grupos que se disputan el control de los cultivos ilícitos, la infraestructura y los corredores de tráfico, son responsables de la dinamización de la economía del narcotráfico, y frente a esas organizaciones hay que cerrar filas desde lo institucional y la sociedad civil.

Llamó la atención sobre la necesidad de institucionalizar a la Unidad Nacional de Protección en los territorios, con una sede en Tumaco, Nariño, y realizar una sesión del Comité de Evaluación de Riesgo y Recomendación de Medidas -CERREM- en Putumayo. “La UNP se debe ‘desbogotanizar’, se requiere un contacto directo con la comunidad para la efectividad de los mecanismos de protección”, precisó.

Frente a la posibilidad de que se reinicie la fumigación aérea en el país, Carrillo Flórez dijo que hay que acudir primero a la erradicación voluntaria, después pasar a la erradicación manual y tener como último recurso la aspersión con glifosato, respetando los procedimientos de salud y ambientales que delimitó la Corte Constitucional.

El Procurador alertó sobre demoras injustificadas para resolver los recursos de reposición de más de 2.246 familias suspendidas del programa de sustitución de cultivos, y de las 1.980 que están en validación para retirarse del mismo.

Concluyó que el Putumayo tiene todos los ingredientes para la receta de la paz. “Este departamento cuenta con liderazgos fuertes desde todos los frentes: mujeres, afro, indígenas y campesinos, y del apoyo de todos ellos depende la posibilidad de una paz territorial”.

Al final del desarrollo de la séptima mesa el procurador no dio declaración alguna debido a que fueron pocas o nada las conclusiones que del mismo evento se desprendieron como lo señalaron varios de los asistentes en especial los líderes sociales.

La repetición de la repetidera

Al término del evento la frase que se escuchaba de los asistentes era que esta reunión fue la mismas que todas “la repetición de la repetidera”, y nada nuevo en soluciones sobre todo para proteger la vida a los centenares de personas que se encuentran amenazadas de muerte por grupos armados ilegales, por el narcotráfico y desconocidos.

Igualmente se esperaba una acción más directa sobre el tema de la erradicación manual forzada a cultivos de matas de coca que hoy está generando una protesta social en el medio y bajo Putumayo, provocando fuertes enfrentamientos entre personal del ESMAD de la policía y campesinos.

Podemos concluir que la atención del evento se lo robo las desafortunadas declaraciones de la ministra del Interior Alicia Arango, cuando manifestó  que en Colombia mataban a mas personas por robarles sus celulares que por ser lideres sociales.

 

 

Procuraduría convoca a Mesa por la Protección de la Vida en Puerto Asís Putumayo

Procurador General d ela Nación, Fernando Carrillo/Semana

Puerto Asìs/COLPRENSA

El Procurador General de la Nación, Fernando Carrillo Flórez, condenó el “exterminio de líderes sociales”, y convocó para este 3 de marzo una sesión extraordinaria de la Mesa por la Protección a la Vida, para que defensores de derechos humanos y territoriales junto con el Gobierno Nacional y los comandantes de la fuerza pública, definan una estrategia de protección.

Carrillo Flórez sostuvo que “Vamos a convocar la Mesa por la Protección a la Vida, la que creamos en la ciudad de Apartadó el 23 de agosto del 2018, para que en materia de acciones territoriales se vean los resultados (…) vamos a convocar a mandos altos del Gobierno Nacional en cabeza del ministro del Interior y otros concernidos en esta materia y a los comandantes de la Fuerza Pública, para ver cómo se van a crear estrategias de protección de los líderes en los territorios”.

El Procurador recordó a los alcaldes y gobernador que deben garantizar la vida de los líderes sociales en sus territorios, y pidió a la Federación de Departamentos diseñar y aprobar en la próxima cumbre de mandatarios locales, acciones para detener el asesinato de los defensores.

El jefe del órgano de control insistió en que se debe trabajar en una política preventiva, que sensibilice a las poblaciones y que tenga enfoques diferenciales de trabajo definidos: “Unas son las amenazas contra los grupos étnicos, los indígenas o los afros o los campesinos (…) no se protege de la misma manera a un líder sindical en una ciudad capital que a una persona que está defendiendo los derechos territoriales en las regiones del país, de allí su importancia.

Igualmente en esta mesa se van abordar otros temas como los puntos del acuerdo de Paz, la erradicación manual forzada a los cultivos ilícitos, incumplimientos en el programa PNIS, amenazas e incumplimientos de protección a la comunidad indígena Siona, explotación petrolera y violación a los derechos humanos por parte de las compañías petroleras entre otras.

 

 

El parque La Paya Putumayo, a merced de las disidencias de las Farc

Parque Nacional Natural La Paya/Rodrigo Durán

Mocoa/COLPRENSA

Por: German Arenas Usme

@gerperiodista

El parque nacional natural La Paya en Putumayo,  uno de los mayores tesoros de la selva amazónica, está en riesgo. El parque es un ícono mundial de la conservación del bosque que han visitado importantes personalidades hasta el millonario. Se trata de un refugio sagrado, que alberga una enorme biodiversidad, un pueblo indígena no contactado y un reservorio de cultura que datan de la antigüedad. La semana pasada, a ese refugio natural nisiquiera pueden entrar los guardaparques que lo cuidan.

El mensaje que les llegó a todos ellos era el mismo: deben salir de la selva en las próximas horas. “No se necesita su presencia porque el control ambiental lo hacemos nosotros. Ya tenemos los respectivos manuales de manejo de los recursos, de pesca, caza y tumba. No queremos a Parques Nacionales aquí”, les dijeron. Los hombres armados se identificaron como integrantes del Frente Carolina Ramírez de las Farc. Un grupo al que las autoridades localizaban más en Putumayo que en Caquetá.

Lo preocupante del caso es la poca efectividad militar que se ejerce en la zona para garantizar la presencia  de los guardabosques, pobladores y turistas en esta apartada región al sur de Colombia, enclavada en la selva de Leguizamo y bañada por los ríos Caquetá y Putumayo.

Los habitantes entre indígenas y campesinos que se encuentran habitando en la zona viven con un temor constante por lo que les pueda suceder por la presencia de los grupos armados ilegales y la Fuera Publica y más allá el mismo manual de convivencia que el Frente Carolina Ramírez de las Farc, han puesto en circular.

El Parque Nacional Natural La Paya es un área protegida de 422 000 Hectáreas, y que asegura la supervivencia de varios ecosistemas de un alto potencial en cuanto a su riqueza de especies, donde predominan el caimán negro y la anaconda que pueden llegar hasta los 10 metros de longitud y por supuesto el Delfín Rosado.

En la foto: Caimán Negro/Rodrigo Durán

Rubén Velásquez, alcalde de Leguizamo, señala que varios de los guardabosques se encuentran en la cabecera municipal de Puerto Leguizamo, en espera que mejore su suerte y puedan retornar a su trabajo en ese parque.

En este parque es el único lugar en la tierra donde comparten un mismo territorio los pueblos Siona, Murui, Kichwa y Coreguaje. La presencia de estos pueblos indígenas es una situación especial para el manejo del Parque ya que  implica considerar la forma particular que tienen cada uno de ellos de entender, usar y manejar el territorio desde su pensamiento y cultura propia. Dichos pueblos son:

El Pueblo Múrui (de la familia lingüística Huitoto), cuyo centro de origen se encuentra en La Chorrera, se consideran los hijos de la Coca, el Tabaco y la Yuca dulce, siendo la Maloka el espacio donde los caciques o abuelos (autoridades tradicionales) ordenan y regulan el manejo del territorio y las relaciones comunitarias. Dentro del área protegida los Múrui se encuentran en los Resguardos de Lagarto Cocha, Tukunare, Jiri jirí y Aguas Negras.

El pueblo Kichwa, originario de la región del Napo y aguarico del Ecuador, llegaron al municipio de Leguizamo a principios del siglo XX, huyendo de la violencia generada por el sometimiento que sufrieron por parte de los patrones blancos. Uno de los elementos culturales fundamentales es la planta sagrada del Yagé, la toma de esta planta en espacios culturales propios orientados por los Yacharuna (autoridades tradicionales) direcciona desde su cosmovisión los aspectos sociales y políticos del pueblo. Las comunidades Kichwas se ubican al interior del área protegida en los resguardos de Cecilia Cocha, La Perecera y La Apaya.

Los Siona y los Coreguaje (pertenecientes a la familia Tukano Occidental) son los habitantes ancestrales del El Parque Nacional Natural La Paya. Estos pueblos tienen como fundamento de su cultura la planta sagrada del Yagé. En espacios culturales propios donde se toma el Yagé, orientados por los Yai-Bain para el pueblo Siona y Chai–Bain para los coreguajes (autoridades tradicionales), se ordena el territorio, se regulan las relaciones sociales y se fortalece y se reafirma su cultura. Los Coreguajes se ubican en el resguardo de Consará y en el asentamiento de Becocha Guajira, mientras los Sionas se ubican en el resguardo del Hacha y Bajo Casacunte dentro del El Parque Nacional Natural La Paya.

Todos estos pueblos hoy están en procesos de fortalecimiento cultural y organizativo, fundamentados en la reafirmación de sus relaciones ancestrales con su territorio, basadas en el uso y cuido de la naturaleza. Hecho que los identifican como pueblos que aporta a la conservación de la amazonia y del área protegida.

El área de traslape con los resguardos Indígenas es 25.000 hectáreas aproximadamente lo que corresponde al 7% del total de área protegida.

 

 

 

 

En la foto: Mujer indigena habitante de La Paya

Mestizo amazónicos

En el área de influencia del parque se localizan 30 veredas campesinas, algunos de los cuales existían desde antes de la creación del El Parque Nacional Natural La Paya. Los campesinos que habitan estas veredas han llegado a Leguizamo procedentes de todas las regiones de Colombia, a través de las diferentes oleadas migratorias que ha tenido la región. Estas comunidades que actualmente se reconocen así mismas como mestizo amazónicas debido al arraigo que tiene sobre los territorios que hoy habitan, hacen uso de los recursos naturales incorporando a sus tradiciones propias el conocimiento de las comunidades indígenas de la amazonia y avanzando en procesos de reconocimiento de los beneficios del medio natural y de su uso sostenible.

 

La mujer que cambio su fusil por alternativas de paz en Putumayo

 Alba Milena, excombatiente de las Farc-Ep en el Foro ‘Mujeres de Putumayo transforman el territorio’ Foto: Comunicaciones ARN.

Mocoa/COLPRENSA

Por: Germán Arenas Usme

@gerperiodista

 Alba Milena, es una excombatientes de las Farc, que en el pasado hizo parte de la hoy extinta guerrilla y que por años empuño un fusil como instrumentos para defender sus ideas revolucionarias en las selváticas tierras del Putumayo.

Luego de la dejación de armas tras la firma del acuerdo de paz final el 26 de  septiembre del 2016, muchas mujeres de las Farc, comenzaron a diseñar lo que sería sus nuevos proyectos de vida.

Fue así como el pasado 27 de febrero, participó en el panel “Alternativas económicas de mujeres en la región” realizado en el foro “Mujeres de Putumayo transforman el territorio” que se realizó en Mocoa, para presentar el contexto de la economía con enfoque de género y paz.

Este espacio en el que participó la excombatiente y cuatro mujeres más todas ellas  lideresas campesinas e indígenas que desarrollan iniciativas productivas en la región, buscó visibilizar ante la institucionalidad, las organizaciones de género, el gobierno departamental y a la ciudadanía, la realidad económica de las mujeres en el territorio y presentar las estrategias de cambio de las economías ilegales como los cultivos de coca a una economía en paz con legalidad.

La reincorporada presentó, en el evento, una alternativa económica enfocada en la piscicultura, ella junto con 90 personas en proceso de reincorporación conformaron la Cooperativa Multiactiva del Común (COMMUCOM) priorizaron un proyecto ante la Agencia para la Reincorporación y la Normalización (ARN), el cual fue aprobado por el Consejo Nacional de Reincorporación y desembolsado por el Fondo Colombia en Paz.

“En este proyecto hacemos parte 25 mujeres, pero activas en el proceso somos pocas, yo estoy en la junta directiva como vicepresidenta… Dentro de este proyecto queremos comercializar carne de tilapia roja y venta de alevinos, ya llevamos una parte del proyecto ejecutado y, aún, nos falta mucho por realizar”, dijo la excombatiente.

Ante la poca participación de las mujeres, en la toma de decisiones, en proyectos de los que hacen parte, Alba Milena se ha ganado la vocería y el liderazgo en temas de género en la reincorporación en Putumayo. Sueña con formar y empoderar a las excombatientes de la región para que se incluyan y participen más de las decisiones importantes del proceso de reincorporación.

 “Las necesidades de los hombres no son las mismas de las mujeres y es por eso que me he dado a la ardua tarea de que todas mis compañeras vuelvan y se vinculen a los procesos y trabajemos como los colectivos que siempre hemos sido, es difícil, pero no imposible”, afirmó Milena.

La visión institucional

Por su parte, Carlos Mario Agamez, coordinador del Punto de Atención de la ARN Putumayo, explicó que estos espacios son muy importantes porque visibilizan a las mujeres en reincorporación como líderes de su comunidad y ejes de cambio en el territorio a través de esas alternativas.

“El liderazgo que han tenido las mujeres excombatientes y la experiencia adquirida en su vida, les permite tener un pensamiento diferenciador…Estar en paz con la legalidad les puede dar un nuevo rumbo a sus proyectos de vida y eso es lo que han venido demostrando a través de los procesos que adelantan en la región” expresó el coordinador Carlos Agamez.

Diversas entidades estatales que participaron en dicho foro percibieron las necesidades y más allá la importancia de generar verdaderos espacios donde la mujer sea gestora de articulación para el desarrollo del territorio y el valor que el mismo género le viene aportando a la misma sociedad.

Datos de interés

 Alba Milena es la referente para Putumayo como líder de género de las 79 mujeres en proceso de reincorporación.

La cooperativa COMMUCOM recibió para el proyecto de piscicultura alrededor de 700 millones por parte del Gobierno Nacional.

El evento fue realizado por Colombia 2020 de El Espectador en asocio con la Unión Europea y apoyado por las Mujeres Tejedoras de Vida del Putumayo, el PNUD y ACNUR.

Lea tambien: https://colombiacheck.com/investigaciones/las-mujeres-de-la-guerra-voceras-de-la-paz

 

Erradicación y protestas sociales en Putumayo una bomba de tiempo

Erradicación de matas de coca en el Putumayo/COLPRENSA

Mocoa/COLPRENSA

Por: Germán Arenas Usme

@gerperiodista

En el mes de julio de 1996 los campesinos dedicados a cultivar matas de coca en el medio y bajo Putumayo iniciaron una serie de movilizaciones hacia los cascos urbanos de Mocoa, Puerto Asís, Villagarzón, Orito y Valle del Guamuez, lo que denominaron marchas campesinas

Como resultado de estas manifestaciones y los compromisos que adquirió el gobierno del entonces presidente Ernesto Samper, se firmó el 20 de agosto de 1996 el “Pacto de Orito”, acta de acuerdos que contemplaba la inversión social y un plan de sustitución, documento firmado por Eduardo Díaz Uribe, hoy actual Director de la Dirección para la Atención Integral de la Lucha Contra las Drogas. En un acto de confianza, los campesinos erradicaron sus plantaciones de coca esperando el cumplimiento por parte del Estado, inversión que llegó sin concertación y desconociendo las vocaciones productivas del territorio y de las familias o jamás llegó, por lo que se retomaron los cultivos de coca como forma de subsistencia económica.

En la foto Eduardo Díaz Uribe, Coordinador Comisión Negociadora./Archivo

22 años más tarde las movilizaciones en Putumayo comenzaron de nuevo un 25 de julio del 2018, donde se sintieron con mucho rigor, especialmente en el Bajo Putumayo y en el corredor petrolero Puerto Vega – Teteteyé, en Puerto Asís.

Dias más tarde una persona resultó herida tras los enfrentamientos con el Escuadrón Móvil Antidisturbios de la Policía (Esmad) en el municipio de San Miguel, en el sur del departamento y en la frontera con Ecuador.

Esta movilización comenzó con el argumento de que no se avanzaba en el acuerdo para sustituir los cultivos de hoja de coca para uso ilícito que están construyendo el Gobierno Nacional y la Mesa Regional de Organizaciones Sociales de Putumayo desde 2014.

Tuvieron que realizarse 54 sesiones para subsanar dos diferencias: si los beneficiarios de los programas serán únicamente las familias cocaleras o todas las personas que vivan en una vereda a intervenir, y si primero entran los programas del gobierno y luego se sustituye la hoja de coca o viceversa.

Otro de los motivos que impulsó la protesta es que la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (ANLA) autorizó la fumigación manual de los sembradíos con glifosato. Los campesinos aseguran que ya se reactivaron las erradicaciones forzadas, mientras que el gobierno aclara que no se está erradicando, sino únicamente destruyendo laboratorios de coca pero que “no renuncia a la erradicación forzosa de cultivos de uso ilícitos, salvo cuando haya un acuerdo”, como quedó plasmada en un acta de acuerdo que hubo del 2 al 4 de agosto de 2018, para buscar una conciliación.

Eduardo Díaz, el entonces director de la Estrategia Integral para la Sustitución de Cultivos Ilícitos fue quien lidero por el lado gubernamental esos diálogos, él mismo que en agosto de 1.996 firmo los acuerdos para terminar con las marchas campesinas.

En la foto campesinos de la vereda El Afilador, en protesta en el año 2019/COLPRENSA

En 2019 las protestas sociales por parte de los campesinos vuelven a las veredas cocaleras donde los erradicadores contratados por el Gobierno Nacional hacen presencia para erradicar en forma forzada   hectáreas de cultivos ilícitos acompañados por el ejército y la policía de Antinarcóticos y ESMAD.

Esas protestas y confrontaciones comenzaron a darse desde el 28 de marzo y se extendieron hasta finales de octubre y se retomaron a mediados del mes de febrero del 2020.

24 años de lucha infructuosa

Desde 1996 hasta la fecha 24 años después la historia sigue siendo la misma, pero con nuevos actores y con más incumplimientos por nuevas promesas.

El gobierno departamental en su afán de buscarle salida a la problemática social que atraviesa el departamento por la erradicación forzada y los enfrentamientos de los campesinos con la Fuerza Pública, ha buscado espacios con el Ministerio del Interior, para suspender la erradicación mientras se busca solución o planes frente a familias que no se acogieron al PNIS implementación a los planes de contingencia cuando hay desplazamiento al aplicar la erradicación forzosa y rutas y fechas puntuales para verificar los temas vinculadas al PNIS con su plan de acción PISDA y frente al PDET igualmente con su PATR.

Pero el Gobierno Nacional, ante esto ha mostrado negativas y la postura es continuar con la erradicación forzada bajo la premisa que el programa PNIS está algo lento pero que se va a cumplir y que el programa PDET se está implementando en el departamento con miles de millones de pesos.

Para la Red de Derechos Humanos del Putumayo, como para las Organizaciones Sociales del departamento, este escenario es la repetición de la repetidera por 24 años y la última reunión celebrada el pasado 27 de febrero en Puerto Asís, para tratar que los campesinos levantaran bloqueos en varios puntos del departamento termino siendo un saludo a la bandera como coincidieron Wilmer Madroñero,  de la Red de Derechos Humanos del Putumayo, Yuly Paola Artunduaga de las Organizaciones Sociales del Putumayo y el diputado Yule Anzueta, quienes en los últimos 5 años han estado de frente en los procesos para buscar la erradicación manual voluntaria concertada y discutiendo la articulación de los programas del Estado para la conversión de lo ilícito a lo licito.

En la foto: Diputado Yule Anzueta/COLPRENSA

El último intento para buscar la suspensión momentánea de la erradicación mientras se cumplen los puntos acordados desde el pasado se dará este 3 de marzo en Bogotá, cuando el gobernador de este departamento al sur de Colombia, Buanerges Rosero Peña, se reúna con el presidente Iván Duque y varios ministros  para plantear la problemática y las eventuales soluciones.

Mientras se da la reunión y se espera los resultados de la misma, los campesinos continúan en asamblea permanente lo que se puede convertir en una bomba de tiempo y nuevos choques entre los labriegos y la Fuerza Pública,  que pueden generar heridos, y retenciones por parte de los enfrentados como viene ocurriendo desde hace muchos años atrás.-

 En la foto: Wilmer Madroñero, miembro de la Red de Derechos Humanos del Putumayo/COLPRENSA