Premio a la excelencia ambiental para Solidaridad por Colombia

En la foto: Monumento a la vida Bosque de Paz Mocoa/Germán Arenas Usme

La fundación británica British Quality Foundation, otorgó el premio internacional por la labor de bosques de paz en Mocoa que adelantó Solidaridad por Colombia

Mocoa/LBM

Por: Germán Arenas Usme

El bosque cuenta con una longitud de cuatro hectáreas y cuatro metros de largo, ubicados en los barrios El Carmen y Condominio Norte en Mocoa, que el 31 de marzo del 2017 se convirtió en el salvador de muchas vidas tras la avenida fluviotorrencial que destruyó un 40 por ciento de la capital del Putumayo, cobrando más de 350 vidas.

La Fundación Solidaridad por Colombia recibió el premio a la excelencia ambiental, tras el trabajo realizado en Mocoa Bosques de Paz tras el fenómeno natural. El reconocimiento fue otorgado por British Quality Foundation, una entidad sin ánimo de lucro en Reino Unido.

Para el proceso de selección del ganador, BQF tuvo en cuenta el impacto positivo a largo plazo que tendría el proyecto en el medio ambiente y en las personas beneficiadas con el mismo.

Tras el desastre natural ocurrido en Mocoa, Putumayo, la Fundación Solidaridad por Colombia en cabeza de Carolina Hoyos Turbay su presidenta, acudió de manera inmediata a la zona afectada, identificó la situación para luego intervenir el primer bosque de paz post desastre natural. El proceso contempló reconstrucción ambiental y social de 1,5 hectáreas correspondientes en los barrios El Carmen y Condominio Norte.

Para llevar a cabo este proyecto, se reforestó la barrera ambiental protectora para prevenir que en el futuro una avalancha no vuelva a destruir la vida de quienes habiten en el sector.

¨Se reforestó la barrera ambiental protectora para prevenir que en el futuro una avalancha no vuelva a destruir la vida de quienes habiten en el sector¨.

También se efectuaron capacitaciones de educación ambiental para la comunidad y procesos de formación de Jóvenes Guardianes Ambientales del Bosque de Paz y se construyeron espacios de bienestar y memoria: Parque comunitario, Monumento de la memoria, Sendero ecológico.

En la foto: Carolina Hoyos Turbay y Luis Alexander Mejia Bustos/Germán Arenas Usme

Bosque de Paz

El proyecto bosques de paz en Mocoa pertenece a la línea de acción ‘Reconstrucción y Recuperación de Comunidades’, en donde la Fundación ha hecho presencia en desastres naturales como la desaparición de Armero y el terremoto del Eje Cafetero, interviniendo a 174 lugares afectados por desastres naturales y auxiliando a 64.444 familias damnificadas.

Días después de la avenida fluvio torrencial que desbastó el 40 por ciento de la Mocoa, y cobró un saldo mayor de 334 muertes, la fundación Solidaridad de Colombia, desplazó una legión de colaboradores con el ánimo de entregar ayudas a las persona afectadas del desastre natural.

Un año más tarde la presidenta de la fundación la señora María Carolina Hoyos Turbay, visitó un bosque nativo ubicado en el barrio El Carmen, donde escuchó la historia de cómo un bosque nativo ubicado en ese sector salvo de la muerte a sus habitantes.

Allí nació el proyecto Bosque de Paz, como un homenaje a todas las víctimas de la avalancha y más allá como un reconocimiento al espacio nativo por cumplir una función de protección.

El bosque, ubicado a una altitud superior del barrio El Carmen, perdió algo de su vegetación primaria la noche de la tragedia. Una zona estratégica de 1.5 hectáreas donde se desarrollará Bosques de Paz para garantizar la seguridad de los dos barrios ante futuras crecientes de los ríos.

Los componentes de este importante proyecto incluyen: Reforestación y recuperación de barrera ambiental protectora; Construcción de espacios de bienestar y memoria con dos parques ecológicos, dos monumentos a la memoria, sendero y mirador ecológico; Procesos de educación ambiental para 150 personas de la comunidad; Formación de 25 Jóvenes guardianes ambientales y de paz, capacitados en temas como conservación y protección, gestión del riesgo y adaptación al cambio climático y recursos hídricos, entre otros.

La Dirección de Bosques avaló el registro del proyecto Bosques de Paz en Mocoa y es considerado por el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible como parte de sus planes de acción prioritarios, por lo que se incorporó en el plan de reconstrucción de Mocoa, aprobado por el Gobierno Nacional mediante documento CONPES 3904 del 31 de octubre de 2017.

Bosques de paz es un proyecto de la Fundación Solidaridad por Colombia y Corpoamazonía, verificado y registrado por el Ministerio de Medio Ambiente, realizado con el apoyo de empresas como Bancolombia, el Banco Interamericano de Desarrollo – BID, el Club Los Lagartos, Grupo Enel (Italia), y los empleados de Emgesa, Codensa, Enel Green Power.

Esta obra generó  una reserva de árboles, con lo cual se da soporte y estabilidad al suelo, que absorbería el impacto que generan las aguas e impedirían que las crecientes de los ríos causen daños irreparables en comunidades específicas. “Las dinámicas variables asociadas al cambio climático hacen imperativo adoptar medidas y buenas prácticas para estar mejor prepararnos. Por ello, la implementación de Bosques de paz garantiza la vida y seguridad de futuras generaciones, dando un ejemplo ambiental para lograrlo”, concluyó la presidenta de la Fundación Solidaridad por Colombia, entidad que estuvo presente en menos de 24 horas para atender a los damnificados de la tragedia y que hoy continúa con la entrega de complemento nutricional en el Hogar geriátrico San Vicente de Paúl.

Bosques de paz es un proyecto que se implementó para estar listo en 9 meses con una inversión total de $ 920.8 millones de pesos, de ellos 246 millones de pesos y son para el componente de reforestación de la barrera ambiental y construcción de espacios de bienestar y memoria; $ 242.8 millones para el diseño y construcción de la Maloka Ambiental; $ 8 millones para el componente de educación ambiental; $ 22.8 millones para la formación de jóvenes guardianes ambientales, y cerca de 54 millones para la formación en valores desde al arte y la cultura.