Venezolanos en zozobra en Putumayo, por reiterados asesinatos

En la foto: José Gregorio Alvarez, uno de los tres venezolanos asesinados en Puerto Asís

Mocoa/COLPRENSA

Por: Germán Arnas Usme

@gerperiodista

El pasado domingo en horas de la noche dos hombres y una mujer  de edades muy jóvenes y de presunta nacionalidad venezolana fueron ultimados con arma de fuego cuando pretendía pasar la noche en la caseta comunal de la vereda Brisas de Hong Kong, jurisdicción del municipio de Puerto Asís.

Hasta el momento se ha identificado a unos de los muertos quien corresponde al nombre de José Gregorio Alvarez, de 27 años de edad y quien estaba en tránsito rumbo  a la ciudad de Lima Perú, los otros dos continúan como N.N, en la morgue del hospital local en espera de sus respectivas necropsias e identificación.

Ayer se adelantó un consejo de seguridad con la presencia de las autoridades locales municipales y de policía para evaluar la situación pero que en últimas no salió nada en concreto; solamente se informó la detención de un sospechoso que argumenta ser miembro de la Unidad Nacional de Protección UNP, que horas más tarde quedo en libertad tras practicarle las pruebas de balística y la devolución de su armamento de dotación.

En la foto: Julio Sifontes, vocero de FUNVECOL/COLPRENSA

En lo que va corrido de los últimos 12 meses en Putumayo, han asesinado 12 venezolanos, según el presidente de la Fundación de Venezolanos en Colombia -FUNVECOL- Julio Sifonte Llovera, quien desde el exterior señala que hay una zozobra entre la población venezolana residente en el Putumayo, por los asesinatos que se vienen registrando y los panfletos amenazantes que están circulando en el bajo Putumayo, panfletos donde se lee claramente las amenazas de muerte contra los patriotas.

Sifonte, quien se encuentra fuera de Colombia en estos momentos, señalo con preocupación que se puede estar frente a una situación de xenofobia por parte de algunos putumayenses o ante una acción de violencia por parte de grupos armados ilegales que operan en el medio y bajo Putumayo.

“Creo que estamos bajo casos de xenofobia que se viene expandiendo en este departamento como la pandemia del Coronavirus, que está cobrando ya varios muertos”; señalo el vocero de FUNVECOL.

Igualmente señalo que los rumores cada día crecen en que van a matar a los venezolanos, pero no se sabe quién está detrás  de estos asesinatos; pueden ser los mismos venezolanos, enviados por el régimen de Nicolás Maduro, que quiere dañar la buena imagen de las personas o fundaciones que están trabajando a favor del migrante brindándole ayudas.

Red de Derechos Humanos

La Red de Derechos Humanos del Putumayo, expidió un comunicado donde rechazan el triple asesinato ocurrido el pasado 29 de marzo en zona rural de Puerto Asís, al tiempo que le solicitan a las autoridades competentes que se le brinde la seguridad necesaria  a esta población que supera los 7 mil residentes en este departamento, gran parte concentrados en el Bajo Putumayo.

También en el comunicado expresan  que ante estos nuevos hechos de asesinatos, que no solo alteran el bienestar y tranquilidad de las comunidades, sino, que también evidencian la falta de garantías y seguridad en los territorios donde claramente existe alta presencia de Policía y Ejército, pero no es suficiente para evitar o prevenir que estos casos se sigan presentando. Situación que cuestionamos y de lo cual insistimos se revise y replantee ya que las prácticas de militarización al parecer no sirven y por lo contrario solo aportan a empeorar la inseguridad en el departamento. Instamos a las comunidades, entidades de orden Municipal, Departamental, Nacional, acelerar mecanismos reales y construidos desde las bases sociales para la supervivencia y estabilidad de los habitantes en general, basados en los Protocolos de Prevención, Protección y Garantías de no repetición, ya que son el único mecanismo real que permitiría materializar escenarios de paz y convivencia al interior de las comunidades campesinas.

Actos groseros

Pero igualmente consultados varias personas residentes en el Bajo Putumayo, entre ellos servidores públicos de varias entidades, señalan que varios venezolanos se portan de forma grosera con ellos y con la misma comunidad, y en ocasiones exigiendo servicios gratuitos y utilizando malas palabras y gestos amenazantes, sobre todo en los hospitales, alcaldías entre otras.

Pero el comportamiento aveces sobre pasa la raya de la buena convivencia ciudadana que conlleva a alterar la tranquilidad de sectores residenciales con escándelos en la vía pública, consumo de bebidas alcohólicas y sustancias sicoactivas entre otras.

El pasado domingo el alcalde del municipio del Valle del Guamuéz, John Rosero, tuvo que implementar el toque de queda desde las 2 de la tarde hasta las 5 de la mañana del día siguiente por la cantidad de venezolanos que se encontraban en la calle desobedeciendo las medida de aislamiento social impuesto por el Gobierno Nacional, por la pandemia del Coronavirus.-