Satena y sus posibles nexos con los paramilitares en el Putumayo

Los testimonios de tres ex paramilitares serían la base para que la fiscalía abriera investigación de esta supuesta conexión./Colprensa

Puerto Asís/LBM

Por. German Arenas Usme

Hiller de Jesús Paniagua, alias La Fiera, uno de los comandantes  del bloque Sur del Putumayo, es pieza fundamental para que la fiscalía siga investigando los posibles nexos entre los “paras” y la aerolínea estatal Satena, al inicio de la década del 2 mil cuando las autodefensas arribaron al departamento del Putumayo.

Alias “La Fiera” fue capturado por personal del CTI de la Fiscalía General de la Nación, el 31 de enero del 2013 en el sur de Bogotá por su participación directa en las masacres del Tigre, el Placer y La Dorada en el bajo Putumayo.

La Fiscalía siete años después no se ha pronunciado sobre las supuestas ayudadas de la empresa aérea.

Para el ente investigador, es claro que los paramilitares que a finales del año 1.999 crearon el bloque Sur del Putumayo y regaron con sangre el departamento a punta de masacres, violaciones y homicidios selectivos, ingresaron a la región en avión. No podían hacerlo por tierra, pues las Farc controlaban las carreteras del departamento. ¿Cómo volaron hasta allí? Ese es el interrogante que el organismo tiene que resolver.

Por lo menos tres desmovilizados de las AUC le han confirmado a la Fiscalía que entre 1999 y 2001 ingresaron a Putumayo en vuelos desde Cali hacia Puerto Asís, y han dicho que pudieron hacerlo sin mayores inconvenientes gracias a un supuesto convenio entre funcionarios de la aerolínea Satena y los paramilitares.

Esos desmovilizados son Edwin Alberto Romero Cano, alias El Médico; Carlos Mario Ospina Bedoya, alias Tomate, y Hiller de Jesús Paniagua, alias La Fiera. Fue precisamente éste último el primero en referirse al supuesto convenio con Satena. Aseguró que en abril de 1999 viajó desde la capital del Valle junto con otros miembros de las AUC sin revelar su identidad. Declaración que reposa en los archivos de la fiscalía.

La Fiera dijo: “Que ellos recibían los tiquetes, y como que había algún convenio con esa aerolínea, porque a nosotros nos dieron los tiquetes y nos dijeron ‘apréndanse estos nombres y listo’”. Subrayo que al llegar al aeropuerto Alfonso Bonilla Aragón en la población de Palmaseca y que le sirve a la ciudad de Cali, apenas les pedían los pasajes de inmediato los dejaron pasar.

Refrendando esta versión, alias Tomate le dijo a la Fiscalía, en versión libre del 3 de febrero de 2010, que los paramilitares tenían derecho a una decena de cupos semanales en los vuelos de Satena que salían de Cali a Puerto Asís: “Teníamos diez cupos para sacar a nuestra gente”, aseveró.

Los paramilitares viajaban “como un ciudadano común y corriente”. En ocasiones llegaron a ir en botas al aeropuerto, lo cual —según Tomate— les causó fuertes llamados de atención. Asimismo expresó que el encargado de conseguir los pasajes era Héctor de Jesús Monroy, alias Darío, y que, incluso, hubo ocasiones en las que sacaron cadáveres del Putumayo en viajes comerciales. Esta misma versión fue publicada por el periódico El Espectador el 10 de febrero del 2013,  bajo el titulo ¿Ayudó Satena a los ‘paras’ de Putumayo?

Tomate también habló de una posible vinculación de la empresa Aires: “En un tiempo se trabajó con Satena. Después se pusieron los tiquetes más baratos en Aires. Entonces se pasaron para Aires. Creo que Satena nos atendió por ahí seis o siete meses y el resto fue con Aires. Además, Satena ponía mucho problema para sacar los muertos”.

En versión libre del 2 de febrero de 2011, alias El Médico le aseguró a la Fiscalía que llegó a Putumayo con otros nueve paramilitares en un vuelo de Satena, y que sus acompañantes viajaron con un mismo nombre; es decir, que al menos en esa ocasión se expidieron diez pasajes a nombre de una misma persona y nadie les puso problema.

El presidente de Satena, para el año 2013 general Carlos Eduardo Montealegre, aseguró que nunca se recibido denuncias sobre empleados de la aerolínea vinculados a los paramilitares. Añadió que en el período en cuestión no había funcionarios de Satena en Cali, sino de una empresa subcontratada para representar a la compañía en esa ciudad y que, además, Satena no tiene digitalizados los registros de esa época, lo que dificulta verificar la información entregada por los desmovilizados.

Las declaraciones de estos tres desmovilizados fueron el punto de partida para que la Fiscalía pueda establecer o descartar la versión de que Satena y luego Aires facilitaron la llegada de los paramilitares a Putumayo. Satena no tiene archivos de la época; Lan recibió de Aires los registros desde el año 2000.

Consultada la Fiscalía General de la Nación, sobre el tema; manifestaron que el señor Hiller de Jesús Paniagua, dejó de cooperar con la justicia en el 2013 y que su último registro de ubicación fue en Bogotá, donde vivía como cualquier otro ciudadano.

Ante esta situación la investigación no ha podido avanzar como se esperaba acoto la misma fiscalía.-