Aprobados los recursos para las obras de mitigación en Mocoa

 La Vicepresidente Marta Lucía Ramírez supervisa la reconstrucción de Mocoa por orden del presidente Iván Duque/Colprensa

Mocoa/Colprensa

La capital del departamento del Putumayo fue devastada en un 40 por ciento a consecuencia de una avalancha que se registró en la noche del 30 de marzo del 2017 dejando un número superior a los 350 muertos y 17 barrios afectados directamente de los cuales cuatro desaparecieron totalmente.

El pasado fin de semana, el Órgano Colegiado de Administración y Decisión –OCAD-  dio vía libre a los recursos de Regalías, por 238 mil 68 millones de pesos, destinados a los trabajos de mitigación en el casco urbano. El objetivo es evitar que se repitan tragedias como la causada por la avalancha de 2017.

La Vicepresidente Marta Lucía Ramírez, quien supervisa la reconstrucción de la capital del Putumayo, por encargo del Presidente Iván Duque Márquez, señaló que la apuesta del Gobierno Nacional siempre ha sido entregar soluciones definitivas para la ciudad.

«Por fin vamos a superar la condición de riesgo, beneficiando directamente a habitantes de Mocoa, así como a los habitantes del Putumayo, toda vez que su capital será más competitiva y segura», dijo.

Y es que con esta intervención, se reduce significativamente el riesgo de desastres, pero la tarea va más allá: «Sabemos que debemos llegar incluso a mitigar el riesgo de una avalancha y, para ello, se requieren las obras de la cuenca alta. En este sentido, ya estamos trabajando con Corpoamazonia, que está haciendo los estudios y diseños fase III, para saber el costo y la cantidad de obras que se necesitan. Una evaluación preliminar, arrojó que tienen un costo aproximado  de $400 mil millones», puntualizó la Vicepresidente.

Entre las obras contempladas están las de mitigación, POMCA (Plan de Manejo y Ordenación de una Cuenca) y faja paralela, con un costo de $ 198.252.349.601; Pavimentos por un valor de $ 39.816.440.002; y pavimentos con recursos Regalías-Alcaldía, por $ 3.766.091.926.

«Entendemos la reconstrucción de Mocoa como una oportunidad histórica para proyectar la ciudad con mejores estándares de urbanismo, planeación, seguridad, turismo, comercio y como un corredor de conexión estratégico entre Ecuador y Colombia», indicó la Vicepresidente.

Desde 1998 se han presentado más de 20 desastres en Mocoa, en el año 2017, centenares de personas perdieron la vida y muchas familias resultaron damnificadas, por causa de una avalancha.

En la foto: La vicepresidenta Martha Lucia Ramírez, y los compromisos para la reconstrucción de Mocoa/Colprensa

Avances en la reconstrucción de Mocoa

El Gobierno Nacional ha trabajado en diferentes líneas para la reconstrucción de Mocoa, con 122 proyectos, bajo el liderazgo de la Vicepresidente Marta Lucía Ramírez, de la mano con la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres y autoridades locales: Ordenamiento Territorial, Ambiente y Gestión del Riesgo; Infraestructura Social, Conectividad e Integración Regional, y Desarrollo Económico, social e institucional.

Una de las obras más importantes tiene que ver con el acceso al agua potable para la población. «La entrega del acueducto la haremos a inicios del próximo año, así como de 100 casas urbanas en el primer trimestre del 2020», explicó la Vicepresidente. La meta es entregar un total de las 1.209 viviendas hasta diciembre de 2020, que beneficien  a 3.868 ciudadanos.

Entre las intervenciones adelantadas está la adecuación y dotación de instituciones educativas así como de escenarios deportivos; la construcción de la casa lúdica, la biblioteca, un Centro de Desarrollo Infantil; una placa deportiva, un centro comunitario; vías, andenes y zonas verdes, entre otras.

En el área de transporte, se han reconstruido los puentes vehiculares sobre los ríos Mulato y Sangoyaco. Así mismo, se ejecutan tres proyectos: la construcción de la variante San Francisco –Mocoa, un puente a la altura de la terminal y otro en la quebrada San Antonio.

Las inversiones de reconstrucción alcanzan los 647 mil millones de pesos, sumados al monto de las obras de mitigación, que se gestionó con el fin de garantizar la tranquilidad a los pobladores y escribir una nueva historia para esta ciudad, fuertemente golpeada por los embates de la naturaleza.-