Paramilitares entran a disputar territorio rural en Puerto Asís

Foto: Indígena Siona, región de Piñuña Blanco/Colprensa

Puerto Asís/Colprensa

El pasado 30 de septiembre se conoció por parte de la Defensoría del Pueblo y por la Red de Derechos Humanos del Putumayo, que hombres armados y al servicio del paramilitarismo hace más de un mes y medio se vienen movilizando por el rio Putumayo para disputar el control territorial que las disidencias de las Farc mantienen en estos momentos en especial el frente Carolina Ramírez.

 Varios habitantes de la zona  entre ellos Juvenal Rico, afirman que los armados se han presentado ante las comunidades que habitan en las poblaciones del corredor Puerto Vega-Teteye, la zona de la reserva campesina Perla Amazónica, inspección de Puerto Asís y Piñuña Blanco. En el mismo testimonio señalan que los supuestos “paras”, cuentan con el apoyo de sectores militares y políticos para ejercer el control territorial sobre la ribera del rio Putumayo.

En el mismo relato de los pobladores a la red de los DD.HH del Putumayo, indican que la colaboración proviene de la misma Brigada 27 de Selva y d la misma Fuerza Naval del Sur

Ante esta situación el 26 de septiembre, la Defensoría del Pueblo, emitió la Alerta Temprana No. 040-19, donde recuenta la situación de riesgo por la presencia y disputa de facciones ilegales disidentes, exponiendo a los habitantes del corregimiento de Piñuña Blanco a una crítica situación humanitaria, debido al confinamiento, al desplazamiento de familias y personas, hasta el momento en un número indeterminado, amenazas e infracción al principio de distinción DIH.

Para la comisión intereclesial de Justicia y Paz, la Alerta de la Defensoría del Pueblo reitera el agravamiento de la crisis humanitaria y de derechos humanos derivadas del incumplimiento del Acuerdo de Paz, de las nuevas dinámicas de violencia y su interacción con nuevas criminalidades y las heredadas del paramilitarismo, así como, la lamentable coincidencia en medio de estas dinámicas de las operaciones empresariales multinacionales.

En estos momentos la misma red de DD.HH y la Defensoría del Pueblo, tratan de establecer si los grupos armados ilegales que operan en la zona estarían teniendo alguna injerencia en las elecciones regionales del próximo 27 de octubre.-

Situaciones, todas, en medio de un Estado colombiano que continúa sin prevenir y proteger la vida e integridad de la población campesina, indígena y afrodescendiente de Puerto Asís y sus derechos territoriales.

La red de DD.HH, nos descarta que en los próximos días se comience a registrar un desplazamiento masivo de campesinos hacia el casco urbano de Puerto Asís, por parte de los habitantes de las 11 veredas que componen el corregimiento de Piñuña Blanco, por toda la situación que se viene generando y sobre todo por las amenazas de muertes a las personas que no deseen colaborar con los grupos armados ilegales.