“Jimmy Díaz, no es mi jefe político”: John Molina

En la foto: john Molina Acosta, candidato a la gobernación del Putumayo por el partido Conservador.

Mocoa

El candidato a la gobernación del Putumayo, por el partido Conservador Colombiano, John Molina Acosta,  lamento la difícil situación por la que esta atravesando el Representante a la Cámara Jimmy Díaz Burbano, luego que la Corte Suprema de Justicia, ordenara su detención preventiva por supuestos delitos cometidos cuando este se desempeñó como gobernador en el periodo anterior, captura que se hiso efectiva por personal del CTI de la Fiscalía General de la Nación, la noche anterior al término de la sesión ordinaria de la plenaria de la Cámara, hacia las 9 de la noche.

Molina Acosta, en una entrevista radial al preguntársele sobre su opinión por la situación del representante Díaz Burbano, teniendo en cuenta que es el jefe del partido en el Putumayo y jefe político de él, este respondió en forma tajante que el representante no era su jefe político y que tampoco tenía padrinos políticos que le estuvieran patrocinando su campaña. Lamento la situación y envió una voz de solidaridad para el representante y para su familia.

En la misma entrevista el candidato señalo que la detención del congresista en nada afecta su campaña política por lo cual él y su equipo de trabajo siguen normalmente con su campaña, al tiempo que le transmitieron un mensaje de tranquilidad a sus miles de seguidores.

Lamento que haya personas interesadas en dañar su campaña política con calumnias y mentiras y lo más preocupante que medios nacionales de información se estén prestando para divulgar noticias falsas sin tener una verdadera investigación periodística.

“No entiendo porque se empeñan en manifestar que mi campaña y yo tenemos nexos con personas dedicadas al narcotráfico y fabrican una infraestructura falsa haciéndome ver como un miembro de una banda de narcos”; señalo visiblemente preocupado Molina Acosta.

En la misma entrevista denuncio públicamente que hay políticos que están siendo hasta lo imposible para dañar su nombre y dañar la misma campaña cosa que muy difícilmente lo conseguirán, ya que él es una persona creyente en Dios, y que está seguro que Dios, no va permitir que nada malo le pase.

En estos momentos la campaña conservadora a la gobernación y según los entendidos viene de menos a más y con grandes posibilidades de meterse en la pelea final para lograr el triunfo electoral el 27 de octubre.-