Juez ordena suspender explotación petrolera y otras acciones en territorio Siona en Putumayo

La medida beneficia a la comunidad asentada en el corredor Puerto Asís-Leguizamo. Buena Vista y Piñuña Blanco.

Mocoa/Colprensa

Desde hace cuatro años, con el objetivo de proteger su territorio ancestral la comunidad Siona – vocablo que en su lengua significa “Gente de Chagra y Yagé” – acordó no permitir explotación de hidrocarburos. Lograrlo no ha sido fácil y ha significado para sus líderes una peregrinación por toda la burocracia colombiana: Senado, Cámara de Representantes, Defensoría del Pueblo, Ministerio de Ambiente, Consejería Presidencial para los Derechos Humanos, Unidad Nacional de Protección, Procuraduría, Agencia Nacional de Tierras, Unidad de Restitución de Tierras, Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas.

Finalmente el pasado 14 de julio a Comisión Interamericana de Derechos Humanos ordenó medidas cautelares para protegerlos.  La Comisión detalló que los solicitantes informaron sobre eventos de riesgo ocurridos este año, entre los que se encuentran amenazas, intimidaciones, ocupaciones ilegales de hogares, enfrentamientos armados, limitaciones de libre desplazamiento y la presencia de actores armados que buscarían consolidar sus actividades ilícitas en los resguardos.

El pasado 21 de agosto un juez del Juzgado Primero Civil del Circuito Especializado en Restitución de Tierras de Mocoa, Putumayo, decretó esas medidas y envió un mensaje claro a varias entidades para que se comprometan con la protección del pueblo Siona.

Pero el juez también ordenó a la empresa Amerisur, que cotiza en la bolsa de Londres, abstenerse “de manera inmediata” de realizar acciones encaminadas a la ejecución del proyecto sísmica para el Bloque PUT 12, unas 54.433 hectáreas ubicadas entre los municipios de Puerto Asís y Leguízamo y que se solapan con el resguardo Siona. La compañía tiene en total 11 bloques en todo el departamento que abarcan 984,000 hectáreas.

Así mismo ordenó al instituto Geográfico Agustín Codazzi congelar avalúo de cinco predios adjudicados en la zona y suspender los procesos judiciales iniciados respecto a esos predios. El juez le ordenó a varias entidades del Estado suspender el trámite de licencias de exploración y explotación en el Resguardo Buenavista.

El director Putumayo de la Agencia Territorial de Tierras, abogado David Narváez Gómez, explico que esta medida entra en vigencia de forma inmediata y que debe ser acatada por las partes comprometidas sin excepción.

Recodo que a finales de la década de los 80 inicio de los 90 a la fecha la población Siona ha sido víctima de desplazamiento forzado, confinamiento, reclutamiento forzado, asesinatos de líderes y explotación indiscriminada de las riquezas minerales.

La medida exige a la Unidad Nacional de Protección, brindarles seguridad a los líderes de esta comunidad que en su gran mayoría han sido amenazados.

Igualmente la agencia integral contra minas hacer un barrido total  para descontaminar la zona Siona de presencia de minas antipersona.

El Estado debe de proteger a la comunidad Siona de los poblaciones de Buena Vista y Piñuña Blanco, que se encuentran en eminente riesgo de muerte por los actores armados ilegales..-