Con apoyo de Difutbol, Putumayo cuenta con casa de concentración

 

En la foto Alvaro González Álzate, presidente de Difutbol

Buen gesto de los rectores del fútbol colombiano con Mocoa, luego de la tragedia del pasado 31 de marzo del 2017.

Mocoa

Tras la gestión realizada por el presidente de la liga de Futbol del Putumayo, Jorge Eliecer Mustafa, ante la división de futbol colombiano, se logró que la Difutbol, y la Federación Colombiana de Fútbol, asignaran los recursos para la compra de una casa en Mocoa, que sirva de sede de concentración para los jugadores y cuerpo técnico de la selección de fútbol  en sus diferentes categorías.

Mustafá, le expuso la necesidad al presidente de la Difutbol, Álvaro González Álzate, que se contara con una sede propia para concentrar a las selecciones con miras a los torneos que se avecinen a futuro. “Con casa propia ya los jugadores y cuerpo técnico no tendrán que alojarse en hoteles de Mocoa”, señalo el presidente de la liga.

La casa la cual ya fue adquirida por 165 millones de pesos se encuentra ubicada en el barrio Rumipamba, muy cerca de la Villa Olímpica.

González Álzate, desde que escucho de la propuesta de Mustafa, de gestionar los recursos para adquirir la casa concentración, no le disgusto la idea y de inmediato le ofreció el apoyo para que se viabilizara el proyecto ante la Federación Colombiana de Futbol FCF, quien no encontraron reparos para comprar el inmueble.

Consultado a varios técnicos de fútbol en el Putumayo, sobre de la importancia de contar con una sede de concentración propia advirtieron que es una ganancia para el futbol regional porque de ese modo se puede compenetrar más con los jugadores y el cuerpo técnico.

El profesor José “Chepe” Narváez, quien ha sido 4 veces  seleccionador indico que con una casa de concentración propia es un avance muy significativo para el fútbol aficionado del departamento y sobre todo por el estatus que se le empieza a dar al balompié putumayense.

“Con ese tipo de concentración los técnicos y jugadores pueden tener mejor entendimiento y rendimiento, sobre todo el seleccionador y sus asesores mayor control sobre los futbolistas”, argumento el profesor Narváez.

Esta casa, no solo servirá de sede de concentración sino, de oficina para la misma liga donde la dirigencia pueda adelantar sus labores propias y además donde se pueda exhibir los trofeos y medallas que lo equipos hayan obtenidos en los diversos torneos.