Amerisur reafirma su compromiso con el respeto por los derechos humanos

 

 

 

Carlos Martínez, presidente ejecutivo de Amerisur

Mocoa/Colprensa

 Con la presencia del CEO, máxima autoridad de Amerisur Resources PLC, John Wardle y del presidente Ejecutivo de Amerisur Exploración Colombia Limitada, Carlos Andrés Martínez, se llevó a cabo en Mocoa un acto protocolario en el que los altos ejecutivos de esta empresa petrolera reafirman el compromiso que tiene Amerisur con el respeto por los derechos humanos en Putumayo, en Colombia y en el mundo.

 Al evento que se realizó en el Centro Experimental Amazónico CEA, asistieron diferentes personalidades del orden nacional, departamental y municipal, voceros de las diferentes comunidades donde Amerisur tiene operaciones, y los representantes de los medios de comunicación. La jornada fue amenizada por los artistas locales quienes deleitaron al público con música y bailes autóctonos. También hubo espacio para degustación de los sabores amazónicos.

De esta manera Amerisur ratificó su compromiso y respeto con la aplicación y el contenido de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, las Líneas Directrices de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico OCDE para Empresas Multinacionales, los Principios del Pacto Global de Naciones Unidas para las Empresas y los convenios fundamentales de la Organización Internacional del Trabajo, entre otros.

Con el fin de mantener un seguimiento permanente al cumplimiento de estos principios, Amerisur cuenta con una Política de Derechos Humanos, que implementa a través de los tres pilares fundamentales establecidos en los Principios Rectores de Naciones Unidas sobre Empresa y Derechos Humanos, que son: Respetar y Remediar

 

Se roban equipos de monitoreo de los ríos de Mocoa

Servidor desvalijado en Mocoa

Mocoa/Colprensa

La Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres, informa que en Mocoa, Putumayo, el Sistema de Alerta Temprana con el que cuenta el municipio se vio altamente afectada tras el robo de varios equipos entre los que se cuentan dos paneles solares, baterías, controlador solar, radios, adaptadores y tarjeta de memoria. Hechos ocurridos en la vereda Campucana.

Robison Lemos, coordinador encargado del SAT Mocoa, señala que esta situación pudo ser comprobada luego de que sobre el medio día de ayer lunes, desde la central SAT Mocoa se registraran inconvenientes para el flujo de la información proveniente de todos los sensores instalados y una vez realizadas las pruebas remotas se evidenciara la existencia de un canal roto, por lo que se procede a realizar visita de campo y verificar las condiciones de los equipos, encontrando que las cajas de protección donde se localizaban los elementos tecnológicos fueron violentadas.

Debido a la violencia del hecho también se vieron afectados otros dispositivos (como radios, antenas, tubos de soporte, herrajes y cableado de paneles solares), lo que ha generado que el sistema de sensores de nivel y lluvia desde el componente tecnológico del SAT en este momento se encuentra inhabilitado por la falta de los elementos robados y dañados anteriormente mencionados.

En este momento continúan en funcionamiento las sirenas y el sistema de Radiocomunicación de fonía que no dependen de la sensórica propiamente dicha, además se está usando las estaciones en línea del IDEAM y del SIATA, para obtener la información en tiempo real del clima y de los niveles de los ríos de las zonas con cobertura de estas instituciones. Una vez detectado el problema generado por el robo de los elementos se activó el Plan de Contingencia, para poder continuar realizando las labores del SAT, el cual contempla: 1. Monitoreo de niveles de las fuentes hídricas (Rio Pepino, Rumiyaco, Mulato, Sangoyaco, Mocoa, Quebradas Taruca y Taruquita) mediante vigías comunitarios ubicados en los distintos afluentes y a través de la información en línea de los sensores de propiedad del IDEAM y el SIATA. 2. Monitoreo climatológico (Sectores Tebaida, Los Andes Rumiyaco, Palmeras, San Antonio y Monclart) mediante vigías comunitarios ubicados en las partes altas de estas cuencas y a través de la información en línea de las estaciones climatológicas de propiedad del IDEAM y el SIATA.

Desde la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres – UNGRD y el Gobierno Nacional, rechazamos los hechos que más que afectar un Sistema de Alertas Tempranas, perjudica a la comunidad de Mocoa y otras poblaciones que se han visto beneficiadas por esta medida de prevención. Invitamos a la ciudadanía de Mocoa a denunciar la posible comercialización de los objetos robados que no sirven para otro

Clemencia Burbano de Díaz, una estampa regional del Putumayo

Clemencia Burbano, con sus nietos Camila, Valeria y Jimmy José.

Mocoa

Hablar de Clemencia Burbano de Díaz, es hablar de una de las mujeres más influyentes que ha tenido la ciudad de Mocoa, en las últimas décadas gracias a los aportes que le ha contribuido a la capital del Putumayo.

Hoy a sus 80 años de edad la señora Clemencia, o doña Clemencia, como se le conoce en el ámbito local no es necesario agregarles el apellido para identificarlas. Su nombre se convirtió  en un sello de identidad, una marca propia labrada a lo largo de una existencia vivida con autenticidad.

Cuando se dice por ejemplo “doña Clemencia”, la mayoría saben automáticamente de quién se trata, y en la imaginación aparece la imagen de una señora bajita, rolliza, de ojos risueños y verbo juguetón, activa y participativa, y cabeza de una destacada familia mocoana.

Nació en Pasto el 21 de abril 1939. Tres años después su madre -siguiendo los pasos de su esposo Rafael Burbano- la trajo a Mocoa, por el antiguo camino de herradura. Rafael Burbano trabajaba con los italianos en las minas de oro del Carmelo. Hasta la Proveeduría del Carmelo, punto obligado de descanso de os viajeros que a loma de mula recorrían por el camino viejo el trayecto Mocoa, Pasto, como lo hizo  junto con su madre, y allí, aún niña, se aficionó a las faenas y artes del oro.

Por su afición a la orfebrería tuvo luego joyero propio, Leonidas, y como una extensión literaria de esa afición, le encantaban los relatos y leyendas de entierros y guacas. Leonidas hombre expeto en cordones y filigrana.

En 1953 nacieron en Mocoa sus hermanas, las gemelas Ana Florinda y Blanca Cecilia, la primera actual rectora de la institución educativa Santa María Goretti.

 

Estudió en Mocoa con las Franciscanas, y luego en la Normal de señoritas de Sibundoy. Algunas de sus compañeras de estudio en la normal fueron Yalile López Q.E.P.D. e Hilda Castro de Bravo, creció de la mano de las familias Mustafa Vallejo y Benavides Mejia.

En 1960 contrajo matrimonio con el sargento de la Policía Nacional José Díaz Pardo, natural de Choachí (Cundinamarca), de cuya unión nacieron sus hijos Jimmy y Joe. El sargento Díaz era un hombre culto y discreto, lector apasionado y escritor aficionado. La relación de José y Clemencia estuvo basada en la amistad, el respeto mutuo y el buen humor.

Clemencia Burbano fue testigo de fechas memorables de la historia del Putumayo. Tenía 18 años cuando el Putumayo fue desanexado de Nariño, y 28 cuando el territorio fue ascendido a la categoría de Intendencia, logrando así la posibilidad de tener representantes políticos propios en la Cámara de Representantes. Desde entonces, doña Clemencia fue una activista destacada del Partido Conservador, contribuyendo a la elección de varios representantes, y siendo ella misma concejal de Mocoa y Consejera Intendencial.

Contrariamente a lo que se pensaba, se mantuvo alejada de los triunfos políticos de su hijo Jimmy Diaz, y no se inmiscuyó en sus gobiernos como alcalde y gobernador. Continuó en la sombra, dedicada a sus actividades sociales y financieras y a su discreta labor de consejera matrimonial. Tiene fama de haber arreglado muchos matrimonios a punto de romperse. A propósito de ello, su esposo le decía en tono de broma: “Arreglas los de afuera, y no miras el tuyo”.

Fue miembro fundador de la LIga contra el Cáncer, de la liga antituberculosa, de las Damas de la Caridad, y de las Damas Grises (Cruz Roja). Fue madrina de bautismo de más de 60 niños y niñas, más de 8 matrimonios y madrina de ordenación de los sacerdotes Jesús Salvador Botina y Orlando Mesa. Todos ellos guardan un especial cariño hacia su madrina “Dona Cleme…”.

Hay muchas personas que la conocen y que  le guardan estimación que manifiestan que de política sabe mucho hasta el punto de catalogarla como una Politóloga empírica.-

El pasdo 21 de abril cumplió 80 años, y no se notan porque sigue con su espíritu intacto. Ella encarna el espíritu mocoano en su mejor expresión: alegre, lúcida, llena de buen humor, pero también de un profundo espíritu religioso que no excluye el sano disfrute de la vida, abierta a los buenos momentos, a la bohemia culta y a las veladas musicales.

Feliz cumpleaños doña Clemencia. Que el Señor le regale otros 80 más, para que siga animando la vida y la historia de este pueblo de Mocoa.

Marcha por la variante Mocoa San Francisco

Variante Mocoa, San Francisco, una necesidad urgente

Mocoa

El presidente del Comité Interdepartamental Pro-Terminación de la Construcción de la Variante San Francisco Mocoa, Jesús Pabón, confirmo que para este viernes 26 de abril se ha programado una marcha que partirá del parque Bolívar de la ciudad de Pasto en Nariño y terminara en el parque central del municipio de San Francisco Putumayo, con el ánimo de llamar la atención del Gobierno Nacional,  para que sea claro en manifestar como se van a asegurar los recursos de 1.8 billones de pesos para la culminación de la obra de la variante Mocoa San Francisco, en sus cinco frentes de trabajo que representan 27 kilómetros faltantes.

El vocero Pabón, manifestó que las  declaraciones del Gobierno Nacional, y Ministerio de Transporte a través del presidente Iván Duque, y la ministra María Ángela Orozco, no garantizan categóricamente la asignación total de los recursos, para la terminación de la variante. Por esto, se ha programado para el próximo viernes “La Gran Marcha” Pro Terminación de la Variante, desde Pasto hasta San Francisco.

“Inicialmente habíamos pensado en una vía de hecho como era un paro cívico, pero no vemos las condiciones para realizarlo y por ello más bien se optó en hacer esta marcha la cual pretende agrupar las fuerzas vivas de los dos departamentos”; señalo Pabón.

El mismo líder extendió la invitación a los senadores, representantes, Gobernadores, diputados de las dos asambleas departamentales, de los concejos y administraciones municipales, empresas de Transporte, a los comerciantes, Instituciones educativas y a toda la comunidad en general a participar de la protesta.-

La marcha se iniciará a las 8 a.m., desde el Parque Bolívar de Pasto Nariño, y en el páramo será recibida por la comunidad del Putumayo, para culminar en el municipio de San Francisco.

Coca y disidencias, la nueva gasolina para el motor de la violencia del Putumayo

 

 

 

8.686 hectáreas de matas de coca erradicadas en Putumayo

Mocoa/Colprensa

Por: Germán Arenas Usme

Los campesinos  del medio y bajo Putumayo han erradicado voluntariamente 8.686 hectáreas de coca en forma voluntaria y en espera que el Gobierno Nacional les cumpla los acuerdos firmados.

A pesar de estos avances, hay preocupación por el incumplimiento del Gobierno, la reactivación del narcotráfico y la presencia de las disidencias de las Farc, se han convertido en la gasolina del motor de la violencia en el Putumayo.

De las 18 estructuras disidentes que se encuentran en el país, según la Fundación Ideas para la Paz (FIP), en Putumayo hay cuatro: los frentes 1, 48, 49 y 62, que desde el 2018 año han bajado desde Caquetá para disputar el control social y el narcotráfico en este departamento fronterizo con Ecuador y Perú.

Estos cuatro sectores disidentes, en compañía del grupo delincuencial La Constru, estarían resurgiendo a partir del narcotráfico, el reclutamiento forzado y las alianzas para la explotación de la minería ilegal, los cultivos de coca y la tala ilegal de madera. En lo que va corrido del 2019, 58 personas han sido asesinadas.

“Las disidencias están en un estado embrionario”, asegura el general Yúber Aranguren, comandante de la Brigada de Selva N.° 27 del Ejército. “La infraestructura de Putumayo es favorable para estos grupos, tienen los ríos de Caquetá, Putumayo y San Miguel para moverse y la selva para esconderse. Ningún grupo armado tiene el control territorial ni mucho poder militar, pero sí capacidad de daño”.

La Constru, que históricamente ha hecho presencia en el Bajo Putumayo, está relacionada de forma directa con la comercialización de la base de hoja de coca y el clorhidrato de cocaína. Este grupo renacería con facilidad a pesar de la captura de sus altos mandos, debido a sus alianzas con otras organizaciones.

Les compran droga a las disidencias del frente 1 y a Guacho, en Nariño, y ahora trabajan asociados con la disidencia del frente 48, comandada por Manuel, alias “El Politico”, sucesor de alias “Sinaloa”. Según las autoridades, La Constru nunca combate o se enfrenta a otras organizaciones, sino que ejerce control social, principalmente en áreas urbanas, por medio de las extorsiones, homicidios, amenazas y desplazamientos forzados. Están concentrados en Puerto Caicedo y Puerto Asís.

En Orito, Valle del Guamuez, San Miguel, Puerto Asís y Leguízamo se encuentran alrededor de 49 personas de la disidencia del frente 48 que estarían al mando de los carteles internacionales de la coca, por el control de las rutas del narcotráfico por el Pacífico, Brasil hacia Europa. Esta disidencia también se movería por Ecuador, según las autoridades.

“Una de nuestras hipótesis es que Miguel Botache Santillana, alias   “Gentil Duarte”, quiere reunificar todo el bloque sur y está haciendo contacto con las distintas disidencias para tener una estructura militar más fuerte. Sin embargo, el extinto Sinaloa, no se les quiso unir ni ir detrás del proyecto político de este exmando de las Farc, sino concentrarse en el narcotráfico”, aseguró un funcionario que pidió la reserva de su nombre.

La disidencia del frente 62, conformada por 34 hombres que estuvo bajo las órdenes de Rodrigo Cadete, absorbió a 22 hombres del frente 7, que tenía presencia en Leguízamo. Ahora se concentran en Puerto Guzmán y Piamonte (Cauca). Es la disidencia que está intentando articular y organizar a los demás grupos en el departamento del Putumayo, incluido el frente 48, y que por eso ha tenido enfrentamientos con el frente 1, hasta el punto que asesinaron alias “Sinaloa”.

El río Caquetá, que divide al departamento del Caquetá y Putumayo, es controlado por la disidencia del frente 49, conformado por 55 hombres que también delinquen en Cauca. Allí también está la disidencia del frente 1, comandada en este territorio por Iván Mordisco con 22 hombres, cubriendo los bordes fronterizos de Puerto Guzmán y Leguízamo.

Ejemplo en la erradicación voluntaria de coca

Las comunidades viven entre las amenazas de estos grupos armados para que no erradiquen los cultivos de coca y cumplir con el acuerdo departamental en el Programa de Sustitución Voluntaria de Cultivos de Uso Ilícito (PNIS). Aun así, Putumayo es el departamento que más hectáreas de cultivos de coca ha erradicado en 2018. A octubre de este año, según información de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), este departamento ha erradicado voluntariamente 8.686 hectáreas. Le sigue Antioquia, con 3.431 hectáreas.

Sin embargo, hay municipios donde ya se van a acabar los pagos y no ha aparecido la asistencia técnica, el compromiso del PNIS para que las familias tengan un sustento económico con otros cultivos. Solo ha llegado la asistencia técnica en la vereda La Carmelita, en Puerto Asís, que beneficia a 456 familias. Y desde hace dos meses se abrió la convocatoria de personal técnico para comenzar la asistencia en Orito. Según Miguel Ortega, coordinador del equipo regional para la sustitución voluntaria en Putumayo, se espera que en el mes de mayo comience esta misma labor en los otros municipios.

El último informe de monitoreo anual de UNODC (que evaluó hasta diciembre de 2017 el número de hectáreas con coca en todo el país), mostró el crecimiento del 20 % de la siembra de cultivos de coca en Putumayo, al pasar de 25.162 hectáreas en 2016, a las 29.589 en 2017. Pero a las hectáreas erradicadas por los campesinos este año se suman las 5.373 que el Ejército ha erradicado de manera consensuada con los habitantes de este departamento. Es decir, hay un total de 14.059 hectáreas que ahora están sin coca, el 47 % de las 29.589 señaladas por UNODC.

Esa es una buena noticia empañada por la lentitud del Gobierno Nacional, para cumplirles a los campesinos y la amenaza de implementar la erradicación forzada y el uso de glifosato por parte del presidente Iván Duque. Por otro lado, están los sectores inconformes que, además de definir el control de la hoja de coca y disputarse las rutas de salida hacia el exterior, también están instalando laboratorios para el procesamiento en Ecuador y Perú. Tienen contacto con el cartel de Sinaloa en México o el grupo Comando Capital de Brasil para venderles cocaína.

Por lo pronto, las comunidades piden que se continúe con el programa de sustitución, que llegue ya la asistencia técnica para contrarrestar la resiembra de coca y que haya titulación de tierras, construcción de vías, redes eléctricas y mejor conectividad, incluso, para mejorar la seguridad en esta región. A final de cuentas, que aumente la presencia del Estado no solo con militarización, en vez del terror de las disidencias.-

Disidencias de las Farc

 

Capturados en flagrancia dos atracadores de motos en Mocoa

 

La captura se logró gracias a las cámaras de seguridad que siguieron el rastro de los dos delincuentes entre ellos un menor de edad.

Mocoa

Gracias a la oportuna denuncia de una de las víctimas a la línea de emergencia 123, en coordinación con las patrullas dela ciudad  y el efectivo seguimiento a través del Circuito Cerrado de TV por cámaras de video en Mocoa, se hace el seguimiento a estos presuntos delincuentes, quienes minutos antes con un arma intimidan a dos señoritas hurtándoles su motocicleta.

La inmediata reacción de las patrullas del cuadrante, de los municipios de Mocoa y Villagarzón  quienes mediante el despliegue del plan candado a la altura del Barrio Urcusique, de Villagarzón, logran la captura en flagrancia de una persona de 22 años y la aprehensión de un adolescente de 17 años edad, quienes se movilizaban en dos motocicletas una de ellas la que había sido hurtada minutos antes cuando su dueña llegaba en horas de la madrugada de este jueves santos a su residencia en Mocoa.

A estas dos personas les fueron hallados en su poder un arma neumática tipo pistola, así mismo se logra la incautación de una motocicleta y la recuperación de la motocicleta hurtada. Estos sujetos junto a los elementos incautados son puestos a disposición de la autoridad competente, quienes deberán responder por el presunto delito de hurto calificado.

La información fue suministrada por el coronel Harold Barrera, comandante de la  Policía en Putumayo, en conferencia de prensa en la mañana de este jueves en la sala de monitoreo y vigilancia de las cámaras en el comando de policía.

El obispo Maldonado, y su fuerte mensaje medioambiental para el Putumayo

 

Monseñor Luis Albeiro Maldonado, obispo de la diócesis Mocoa-Sibundoy, hizo un fuerte llamado a la reflexión para que en esta Semana Santa se tome conciencia de la importancia de la preservación del medio ambiente.

Mocoa

El departamento del Putumayo con una extensión de 24.885 kilómetros cuadrados ha sufrido la deforestación de casi de 33 mil hectáreas en los últimos años sobre todo en la zona norte del departamento, donde la mano del hombre a talado un sinnúmero de  árboles y bosque en su afán de cultivar matas de coca, practicar la minería ilegal y la ganadería extensiva.

Monseñor Maldonado, indico que desde el anuncio de que la primera encíclica de Francisco como Papa, en el 2015, abordaría en su totalidad el tema del medioambiente, muchos se percataron de que el pontificado de Jorge Bergoglio estaría enmarcado con un fuerte mensaje en pro de la conservación y el cuidado de la naturaleza. “Colombia, el segundo país más biodiverso del mundo y Putumayo el primer departamento biodiverso”, anoto el religioso, quien indico que este mensaje cobra aun mayor importancia y el para invitar a las autoridades y a los demás putumayenses  a valorar la diversidad biológica del departamento.

La primera alusión al medioambiente del obispo del Puutmayo se dio en el atrio de la catedral San Miguel Arcángel durante la homilía del pasado domingo de ramos,  allí monseñor Luis Albeiro, dijo a los feligreses  que presten principal atención a la región de la Amazonía, “un pensamiento quisiera dirigir a los desafíos de la Iglesia en la Amazonia, región de la cual, con razón, están orgullosos, porque es parte esencial de la maravillosa biodiversidad de este país y de nuestro departamento”.

En el mismo sentido se refirió al gran conocimiento que albergan los indígenas de los 14 pueblos, quienes profesan un amplio respeto por la vida y la naturaleza, “me pregunto si somos tan capaces de aprender de ellos la sacralidad de la vida, el respeto por la naturaleza”, aseguró. Y puntualizó “en algunas lenguas nativas amazónicas para referirse a la palabra amigo se usa la expresión ‘mi otro brazo’. Sean por lo tanto el otro brazo de la Amazonia. Colombia no la puede amputar sin ser mutilada en su rostro y en su alma”.

Durante su intervención el obispo resaltó varios de los santuarios naturales con los que cuenta este departamento lleno de selvas lluviosas, páramos, el  biogeográfico del Putumayo.

Monseñor Maldonado y la encíclica ecológica ‘Laudato Si’

El 18 de junio del 2015, el papa Francisco publicó su primera encíclica como máximo jerarca de la Iglesia Católica. En un documento de más de 200 páginas el papa condena el consumismo y el capitalismo salvaje al señalarlos como responsables de la degradación de la Tierra. En el texto hace un reclamo por una “revolución valiente” para salvar el planeta.

En uno de sus apartes más destacados señala que “la humanidad está llamada a tomar conciencia de la necesidad de realizar cambios de estilo de vida, de producción y de consumo”, mientras que en una de las frases más contundentes del documento asegura que “la Tierra, nuestra casa, parece convertirse cada vez más en un inmenso depósito de porquería”.

Basado en lo manifestado por el papa Francisco, el obispo Maldonado, manifiesta que el papa lo que está proponiendo ante todo es un nuevo modelo de desarrollo, basado en la sobriedad y la solidaridad, y analiza a lo largo de varios capítulos las razones del deterioro del planeta y de cómo las estructuras de poder lo han ocasionado.

“Por eso es que acá en el Putumayo, debemos concientizarnos de la importancia de la preservación del medio ambiente, y es responsabilidad de los padres de familia, de los profesores inculcar desde la niñez ese sentido de responsabilidad hacia la tierra en este caso hacia la región Amazónica como lo es el Putumayo”, puntualizó el obispo Maldonado.

Lo del domingo de ramos, fue una muestra de enseñanza y de educación ambiental cuando Corpoamazonia, regalo a los feligreses  más de 14 mil plántulas de diversas especies como Asai, Inchi, especies ornamentales, y medicinales, Anami rojo, amarillo, Cuyanguilla, Florelia, Pronto Alivio, también especies maderables como Amarillo, Guayacan ornamental y Roble, entre otras, las cuales fueron bendecidas por los sacerdotes de las iglesias de los 13 municipios cambiando la costumbre de los famosos ramos de  palma, especie en vía de extinción.

Concluyo el religioso haciendo una invitación a la reconciliación con la fauna, la flora y la naturaleza para que se aprenda del significado de lo que es vivir en paz con el medio ambiente.-

 

 

 

Coca y disidencias la inseguridad en el Bajo Putumayo

La coca y las disidencias generan la inseguridad en el Putumayo

Mocoa/Colprensa

Luego de concluido un consejo de seguridad con las autoridades civiles y de la Fuerza Pública en el municipio del Valle del Guamuéz, se concluyó por parte del coronel Harold Barrera, que la coca y la disidencias de las Farc, son los principales causales de la inseguridad del Bajo Putumayo, en especial en los municipios del Valle del Guamuéz, Puerto Asís y Orito.

En lo que va corrido del presente año se han registrado 58 asesinatos en el Putumayo de los cuales 15 se han registrado en el municipio del Valle del Guamuéz, tano en la zona urbana como rural.

En el 2018 los asesinatos a la fecha en este departamento se contabilizaban en 38 lo que significa que para el 2019 se ha incrementado en un 55 por ciento.

Para el coronel Barrera, el tema del narcotráfico manejado por las disidencias  de las Farc, frente 48 y la banda delincuencial organizada  “La Constru”, son los generadores de la violencia en La Hormiga, y sus alrededores. “Hay muchos ajustes de cuenta entre estos delincuentes por temas de dineros robados y mercancías perdidas y esto hace que se presenten esos ajustes de cuenta. Igualmente la disputa territorial entre las disidencias y la banda de “La Constru”, conllevan también que se presenten estas muertes violentas”; señalo el coronel Barrera.

Igualmente atribuyo que  los duros golpes que la policía y el ejército han propinado en los últimos días con la ubicación y destrucción de modernos laboratorios cristalizadores y el decomiso de más de una tonelada de base de coca y clorhidrato de coca  hace también que se registren estos asesinatos.

Para el general Yuber Aranguren, comandante de la brigada 27 de Selva, el asesinato de alias “Sinoloa”, a manos de sus propios compañeros de banda, es un mensaje de cómo entre estos delincuentes se están matando por negocios mal hechos.

También la disputa territorial entre los grupos residuales de los frentes primero , 48 de las Farc, y  “La Constru” generan los asesinatos.

Para el militar el 90 por ciento de los asesinatos ocurridos este año en el Putumayo, obedece a problemas del narcotráficos, ajustes entre ellos mismos y que no involucran a la gente de bien pero que si están dejando un alto impacto social entre la comunidad que percibe un ambiente de inseguridad.

Por su parte la gobernadora del Putumayo Sorrel Aroca, le volvió hacer un llamado al presidente Iván Duque, para que se agilice un consejo de seguridad con presencia del ministro de la Defensa Guillermo Botero, el cual está programado desde el mes de febrero pero que por tema de agenda del ministro no se ha podido concretar. “Es urgente que ese consejo de seguridad se realice para analizar y tomar decisiones en torno al tema de seguridad en el Putumayo y poder garantizar la tranquilidad a los ciudadanos de mi departamento”. Puntualizo la mandataria.

Una de las conclusiones del consejo de seguridad local en La Hormiga, fue el de ofrecer una fuerte suma de dinero como recompensa para lograr la captura de los responsables de los asesinatos y la creación de un grupo especializado GREHO, grupo especializado de investigación y conformado por personal de la policía, ejército y fiscalía, para esclarecer los homicidios que tienen las alarmas disparadas en esta región del sur del Putumayo.-

Disidencias de la Farc, generan violencia en el Putumayo

 

Disidentes de las Farc, podrían estar detrás de la quema de una Cama Baja en el Putumayo

 

 

 

 

 

 

 

 

En la foto Cama baja, incinerada. Autoridades investigan

Puerto Asís/Colprensa

Hacia las 4 y 10 de la tarde dos sujetos quienes portando armas de fuego detuvieron la marcha de un vehículo tipo Cama Baja, que transitaba por la carretera El Tigre-Maravales, (Valle Guamuéz) a la altura de la vereda La Italia, donde obligaron al conductor bajarse del automotor para rociarle gasolina e incinerar la cabina.

El vehículo afiliado a la empresa regional de transporte de carga Coltransur transportaba otra máquina y material  que tenía que descargar en el pozo Cumplidor, en el sector del corredor Puerto Vega-Teteye, jurisdicción del municipio de Puerto Asís.

El conductor del vehículo identificado como Wilson González, relato los hechos a las tropas del ejército que llegaron al lugar tiempo después de la novedad para la verificación de la misma.

Según el coronel José Bastamente, comandante encargado de la Brigada 27 en dialogo con Colprensa, señala que se está evaluando la situación para establecer responsables, si fue que los hubo como lo relata el conductor González.

Tanto policía como ejército no descartan una posible acción de las disidencias de las Farc, que operan en la zona como represalia al no pago de las mal  llamadas “vacunas”, que varias empresas dedicadas a la actividad petrolera en esta zona al sur del país vienen siendo objeto.

La quema del vehículo se registró justo en el momento que se adelantaba un consejo de seguridad en la alcaldía del Valle del Guamuéz, por la ola de asesinatos que el fin de semana se registró en dicha localidad ubicada a una hora de la vereda Italia, donde se quemó La Cama Baja.-

 

 

 

En la Semana de las Víctimas, beneficiarios de restitución de Putumayo, recibieron predios a manera de compensación  

María cambio sus lagrimas por una sonrisa en sus labios al ser beneficiaria de la URT, en compensación por su predio.

Mocoa/Colprensa

En el Putumayo, la Unidad de Restitución de Tierras, conmemoró el Día de las Víctimas con la entrega de tierras a ocho familias, que fueron compensadas porque no pudieron regresar a sus predios, por culpa del conflicto armado que  vivió el Putumayo.

Entre ellas María del Rosario Meza, una de las asistentes al evento, quien recordó con lágrimas en los ojos que cuando tuvo que salir de su casa, ubicada en la zona urbana de Mocoa, dejó a sus hijos a merced del destino, abandonando toda la vida por la que había trabajado; la ilusión de una familia unida y el proyecto de un futuro mejor”.

El de María es el primer caso de despojo administrativo atendido por la URT en el departamento. Ella perdió su casa porque no pudo seguir pagando el préstamo que pidió para adquirirla, ya que fue amenazada por las Auto defensas unidas de Colombia AUC y debió abandonarla. Pero, con la llegada de la restitución, su vida cambió.

“Para el que en realidad fue victimizado, no es fácil; pero, gracias al trabajo de la URT, tengo una sentencia a favor. Es lo más humano que pueden hacer con las víctimas de desplazamiento; es una institución que verdaderamente ayuda a las personas”, afirmó María del Rosario.

Al igual que ella, siete personas más recibieron simbólicamente la sentencia que los acredita como beneficiarios del proceso y titulares de sus predios. No obstante, no regresarán a ellos por causas de fuerza mayor; y porque, en algunos de los casos, a los opositores de las reclamaciones le fue declarada la buena fe exenta de culpa y los seguirán habitando. Es por esto que la entidad entregará predios de similares condiciones, a algunas familias; y a otras las compensará de manera monetaria.

“Es importante destacar la confianza que tienen nuestros beneficiarios en la URT y la paciencia para esperar a que los procesos resulten. Una labor bien hecha se refleja en el agradecimiento que ellos tienen con el equipo de trabajo de la entidad”, aseguró David Narváez, director de la URT en Putumayo.

En el departamento, a través de 615 sentencias, los jueces y magistrados han devuelto más de 3.300 hectáreas de tierra a familias víctimas de la violencia. Estas han sido apoyadas, por la URT, con la asignación de proyectos productivos y el préstamo de asesoría técnica, para el mejoramiento de sus condiciones de vida y la explotación competitiva de sus predios.

 

Blog Germán Arenas Usme